Menu Big Bang! News
Actualidad Reacción clave

911 salvador: evitaron la muerte de un bebé por teléfono

Una operadora del 911 de la provincia de Río Negro instruyó a los padres de un nene que se había ahogado mientras tomaba el pecho. Los instruyó para realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tengo a mi hijo que no reacciona, necesito una ambulancia por favor”, decía la voz desesperada de un hombre que llamó al 911 de la policía de Río Negro, luego de que su hijo de 14 meses se quedó sin respiración mientras tomaba el pecho.

Mientras tanto, pongalo en una superficie plana y hagale presión en el pecho con la mano”, le contestaba la operadora, mientras lo tranquilizaba y le decía que la ambulancia ya estaba en camino.

Pero mientras el hombre estaba como loco porque el pequeño no respiraba y su cara se había puesto morada, la operadora lo fue guiando para hacer que volviera a respirar. Y se ganaron así unos minutos claves hasta que llegó la asistencia médica. A los segundos el nene se puso a llorar.

La operadora que pudo salvar al bebé gracias a las instrucciones que dio por teléfono, es la cabo Nancy Verónica Melillán. El caso ocurrió pasada la medianoche del viernes en Bariloche y ella atendió la llamada en General Roca, donde está la central que atiende los casos de toda la provincia.

"Hace poco tuvimos una capacitación en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar y puse esos conocimientos en acción, primero traté de calmarme yo para poder calmar al padre y le indiqué como hacer las compresiones y la respiración", explicó la mujer policía a la agencia Télam.

"Al ratito, cuando escuché el llanto del bebé, me volvió el alma al cuerpo", agregó la mujer policía, quien contó que es mamá de tres nenas y por eso se puso en el lugar de los papás que pedían ayuda.

La ambulancia y el personal de emergencia médicas llegaron al hogar de los padres unos diez minutos después del llamado, comprobaron que el pequeño había recuperado sus funciones vitales y lo derivaron al hospital para un control adecuado.

"Lo importante es que los papás del bebé pudieron mantener la calma ellos para hacer bien el trabajo de reanimación", completó Nancy.