Menu Big Bang! News
Actualidad De Conchita a insólito ídolo

A Barreda, sus compañeros le dicen "el Jagger del crimen"

El odontólogo que en 1992 mató a su familia quiere volver a la calle. Sus admiradores le escriben cartas y varias mujeres quieren conocerlo.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es un rockstar, acá le decimos el Jagger del crimen. Las minas quieren conocerlo y se vuelven locas por él”, dice un preso de 50 años que comparte pabellón con Ricardo Barreda en la cárcel de Olmos. La realidad pareciera darle la razón: desde que está preso, el odontólogo que el 20 de noviembre de 1992 mató a su esposa, su suegra y a sus dos hijas a escopetazos recibe cartas de admiradoras. Cuando estuvo libre, hasta hace poco más de dos meses, firmaba autógrafos en la calle. Después de tener problemas con su novia Berta, quien lo alojaba en su departamento de Belgrano, volvió a la cárcel. Hace una semana,  el juez de Ejecución Penal platense Raúl Dalto rechazó el pedido de una mujer, Sonia García, que quería alojarlo en su casa. Pero Barreda no se da por vencido: ahora pidió salidas transitorias para ir a la casa de un amigo de La Plata. Dijo que estaría dispuesto a volver a la cárcel a dormir. Barreda, de 79 años, tiene admiradores y al menos hay seis canciones de rock y cumbia que le rinden tributo. En el juicio dijo que las mujeres de la casa lo humillaban y le decían “Conchita”. ¿Podrá recuperar la libertad en poco tiempo?