Menu Big Bang! News
Actualidad Cambio de paradigma

¿Aburrida? La nueva Playboy apuesta a la selfie sexy en lugar de los desnudos

En marzo se develará la renovada versión de la revista norteamericana creada por Hugh Hefner. Chicas menos pulposas, ausencia de desnudos explícitos y la impronta de las redes sociales serán su leitmotiv. Sin embargo, no abandonará la carga de sensualidad en sus producciones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de 62 años de concentrarse en desnudos femeninos, la mítica Playboy deja atrás su pasado lujurioso y sugestivo para dar inicio en marzo a una etapa menos exhibicionista. 

La nueva revista Playboy, más jóven e inhibida.

La idea es apuntar a un nuevo modelo de consumidor masculino y las formas de explorar la sensualidad que este tipo de jóvenes eligen en los tiempos que corren. Asimismo, busca generar empatía con las nuevas tendencias en materia de consumo.

En esa línea, la edición de marzo es un homenaje a las selfies, la redes sociales como Snapchat y el mundo on line, es decir algunas de las experiencias virtuales de las que gustan los más jóvenes.

El mundo on line como centro de experiencias de los consumidores jóvenes.

Así la portada del mes de marzo cuenta con el logo de Playboy sobreimpreso al mejor estilo Snapchat y una modelo, para nada pulposa, sacándose una selfie. Pero las referencias al nuevo estilo no acaban sólo en el diseño. La protagonista de la portada es Sarah McDaniel, una modelo profesional que se popularizó después de que sus selfies en Snapchat salieran publicados en revistas online como Brobible. Además, la morocha hace alarde de una anomalía genética ocular: tiene un ojo color miel y el otro celeste.

Desde hace unos años, Playboy experimenta una caída en las ventas, generadas por la incidencia de Internet en la industria de la pornografía, que da vía libre a una diversidad de contenidos que se adapta a cualquier tipo de demanda.

Sarah McDaniel es la protagonista de la portada de marzo.

En la actualidad la revista se enfoca en el nicho de jóvenes de entre 18 y 24 años. Aunque aún mantiene algunos sutiles desnudos, desde el cambio de rumbo en cuestiones editoriales, las visitas a la página de Playboy se incrementaron un 400 por ciento.