Menu Big Bang! News
Actualidad Práctica ilegal

¿Abuso? Las inmobiliarias imponen un discriminatorio "casting" de inquilinos

La alta demanda de propiedades de alquiler, ante la imposibilidad de acceder a la vivienda propia, pone a los dueños de los inmuebles en una condición de superioridad a la hora de seleccionar a los futuros ocupantes temporales.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una práctica discrimintatoria e ilegal comienza a popularizarse entre algunas inmobiliarias porteñas que se atreven a a hacer un "casting" de inquilinos, a la hora de alquilar sus inmuebles. Llegar a concretar el sueño de la vivienda propia es todavía algo para pocos. Por eso día a día se multiplican la cantidad de personal en búsqueda de un hogar para alquilar.

"Si bien es necesario que el inquilino se presente adecuadamente ante un propietario, hay prácticas que muchas veces rozan con la discriminación", expresa Mario Gómez, miembro del Consejo Directivo del Colegio Profesional Inmobiliario CUCICBA.

Todos los días se multiplican la cantidad de individuos buscando un hogar para alquilar.

Hace unos meses, Silvana C. tuvo que enfrentar la ardua tarea de encontrar un departamento para alquilar junto a su marido y su pequeña hija. Lo que sucedió en varias inmobiliarias escapa a toda legalidad. "Cuando uno llama a una inmobiliaria, ahora ni siquiera te dan la chance de conocer el departamento. Primero te investigan tus antecedentes, fiscales y luego, una vez que todos los requisitos pasan la prueba te llaman para que puedas ver la propiedad", relata la joven. 

Al mismo tiempo, señala que citan a ver al inmueble a todos los interesados juntos y de cierta manera es el dueño el que decide el apropiado, basado en "impresiones personales". "Al estar todos los interesados juntos también se arma una especie de competencia por ver quien llega primero y logra reservar el departamento", cuenta Silvana.

Además, otro mecanismo ilegal implementado por los brookers es el de tomar dos reservas a la vez, algo que para las operaciones de alquiler no está contemplado.

Desde la entidad que regula la actividad inmobiliaria indican que se le tiene que dar al propietario un valor agregado ante la operación de alquiler, ofreciéndole ayuda con la búsqueda de inquilinos. 

Un corredor inmobiliario debe:

  • Exhibir en Internet el inmueble de modo que sea atractivo para los visitantes en la Web
  • Realizar muestras profesionales del inmueble
  • Un “Análisis comparativo de mercado” (ACM) para determinar si el valor del inmueble es correcto.
  • Verificación de los datos de dominio para estar seguro que no hay inhibiciones
  • Dar todo el soporte legal necesario (garantías, antecedentes del inquilino, etc.)
El corredor inmobiliario debe proteger los intereses del propietario.

"Lamentablemente, la informalidad ha crecido mucho y sin una buena base de datos sobre los inquilinos buenos o malos, no se puede tener certeza de los problemas que enfrentan después las inmobiliarias", dice el desarrollador Rodrigo Fernández Prieto, de Fernández Prieto y Asociados. "No hablaría de casting pero si de un trabajo más profundo por parte de las inmobiliarias al momento de ofrecer una propiedad".

Los propietarios siempre valoran más al inquilino cumplidor y cuidadoso del inmueble, es decir, que invierte en su buen mantenimiento, que a un mayor precio. "Los propietarios quieren invertir la menor cantidad de tiempo (o sea, pesos) en la búsqueda de un buen candidato y no tener problemas", cuenta Mariano Oppel, presidente de Oppel Bienes Inmuebles.  

Tiempo perdido con un departamento o casa vacía, es menor renta anualizada pero un mal inquilino es un problema mucho más caro. Lo mismo ocurre a la inversa, es decir, los inquilinos tienen que estar muy bien representados y asesorados para encontrar buscar buenos propietarios.

Hoy los inquilinos tienen que competir con otros postulantes, por lo cual sus chances se acortan.

Miguel Ludmer, director de Interwin Marketing Inmobiliario explica que "es bueno para el propietario poder elegir entre múltiples inquilinos y eso le sirve para ponerse mas exigente en la elección y su negociación de condiciones y valores. A la inversa eso es complicado para el inquilino ya que tiene que competir con varios postulantes y tiene pocas chances de pelear mucho sus condiciones".

Los propietarios contratan una inmobiliaria para que haga una buena selección del inquilino y luego redacte un buen contrato. La selección del perfil del inquilino es fundamental para tener una locación sana donde el pago del alquiler sea algo normal y no traumático y por supuesto el cuidado de la unidad y la devolución en tiempo y forma.