Menu Big Bang! News
Actualidad

Acusan a un profesor de haber manoseado a 7 alumnas en un colegio de Quilmes

Los padres hicieron las denuncias ante la justicia hace 3 semanas y hoy reclamaron en la puerta de la institución.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un grupo de padres se presentó hoy en la puerta de la Escuela Primaria N°14 de Ezpeleta, en Quilmes, para denunciar que el profesor de arte manoseó, por lo menos, a 7 alumnas de sexto y séptimo grado.

El docente fue separado de su cargo preventivamente y se abrió una investigación para analizar los casos denunciados.

Denuncian que un profesor de plástica manoseó a varias alumnas.

Jorge Nocelli comenzó a trabajar en la escuela en agosto de este año, y estos pocos meses le bastaron para aprovecharse de varias alumnas de la institución, dijeron los padres. Aunque durante mucho tiempo ninguna de las jóvenes se animó a decir lo que pasaba dentro de la clases, alcanzó con que una contara la verdad, para que las demás decidieran hablar.

"La nena mía había dejado de comer hasta que el viernes me contó todo", explicó una de las mamás que estaba en la puerta de escuela indignada. "¿Vos te acordás que el miércoles te dije que había un profesor que tocaba a las nenas? Bueno, a mí también me tocó: me tomó de la cintura y bajó sus manos", le aseguró la niña a su mamá.

Su relato, sirvió para que las otras chicas pudieran confesar, y cuando finalmente los padres pudieron comunicarse con la escuela, la vicedirectora les comentó que ya estaban al tanto de la situación.

 

"Nos dijo que el lunes nos iban a llamar a todos los involucrados para hacer una denuncia", señaló en diálogo con TN, y luego agregó que en las últimas semanas, las clases dictadas por el profesor comenzaron a contar con la presencia de una maestra suplente.

"El profesor no lo hacía a escondidas, las tocaba delante de todos los chicos del aula y todos ellos saben lo que pasó", aseguró otra de las madres, quien también explicó que los alumnos quisieron hablar con las autoridades, y que en lugar de escucharlos, los mandaron de vuelta al aula.

Los padres se presentaron en la puerta del colegio para denunciar los acosos.

Además, los padres también comentaron que les llamó la atención que a las chicas que habían sido víctimas del profesor, les habían hecho firmar un acta en la cual contaban lo que habían sufrido, aunque debían asegurar que no iban a contar nada sobre lo ocurrido.

"En esas actas las chicas cuentan lo que les pasó en el aula y se la hacen firmar. Ellas hablaron con la vicedirectora, que transcribió el testimonio, pero a ninguno de los papás se le comunicó esto", sostuvo uno de los padres, quien también contó que esos escritos fueron pedidos a la institución, aunque les explicaron que los habían extraviado.

Preventivamente, la justicia apartó al profesor y a las autoridades del colegio.

Desde el Ministerio de Educación bonaerense aseguraron que, a pesar de que el profesor ya se tomó licencia, la realidad es que cuando termine ese periodo ya no podrá volver a reincorporarse a su trabajo, ya que se abrió una investigación sobre las denuncias y se lo apartó de su cargo preventivamente.

Del mismo modo, se separó también provisoriamente a la directora y la vicedirectora del colegio hasta que las cosas se aclaren.