Menu Big Bang! News
Actualidad solución natural

Águila mata dron: en Holanda entrenan a las aves para cazarlos

Para prevenir futuros delitos o intromisiones, las fuerzas de seguridad holandesas están adiestrando a estas aves rapaces para que puedan capturar a los dispositivos aéreos no tripulados en pleno vuelo. Mirá cómo las entrenan. Y cómo cazan.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A diferencia del escuadrón de drones utilizados por la policía de Tokio, Japón, para capturar otros dispositivos aéreos, Holanda utiliza la fuerza de la naturaleza para deshacerse de aquellos drones que se encuentran incumpliendo la ley o no están autorizados para sobrevolar espacio restringido.

La policía de Tokio caza drones con drones:

La compañía de seguridad privada holandesa “Guard from Above” a pedido del Gobierno, decidió la entrenar águilas para lograr una “solución de baja tecnología para un problema de alta tecnología”. Las aves están siendo adiestradas para “cazar” a los intrusos electrónicos no deseados.

La Policía holandesa considera que en el futuro estos dispositivos pueden ser utilizados para propósitos delictivos y el aumento de su uso podría causar serios incidentes. "Dos de las características más impresionantes de las aves rapaces son su velocidad y su poder", dijo Ben de Keijzer, cofundador de Guard from Above, en un comunicado de prensa.

El águila en plena persecución del drone.  

Esta iniciativa fue calificada como “pionera en el mundo”. El procedimiento es simple, un entrenador adiestra al águila para que pueda abatir a un drone en pleno vuelo con sus garras para luego llevárselo a una zona alejada .

A pesar de que aún se encuentra en un periodo de pruebas, el portavoz del proyecto, Marc Wiebes, aseguró que existen "posibilidades muy reales" de que se realice este accionar en el futuro.

La empresa de seguridad holandesa entrena águilas antidrones para el Gobierno.

"Todo el mundo puede tener un dron, y esto incluye a gente que quiera darles un mal uso", afirmó Baeten y destacó que las águilas constituyen "una pieza de equipamiento multifuncional, lo que implica que se puede organizar también un ataque con ellas".

Según el comunicado de la Agencia Antiterrorista y el ministerio de Justicia del país bajo, las águilas identifican a los drones como una presa, los agarran y los depositan en un lugar donde no haya otras aves o seres humanos.

El ave caza al drone en pleno vuelo y lo lleva lejos del alcance de una persona. 

Además de las aves, las fuerzas de seguridad de Holanda trabajan en el uso de sistemas electrónicos avanzados que puedan hacerse con el control remoto de un drone, y en la programación de un avión no tripulado capaz de abatir un aparato enemigo.

Esta tecnología detecta las señales de radio de los dispositivos aéreos y utilizan mecanismos de rastreo para forzar al avión no tripulado a aterrizar. A pesar de esto, el proyecto quedó en la etapa de investigación. Y el águila sigue.