Menu Big Bang! News
Actualidad Prueba piloto

Alquileres: La falta de garantía ya no será un problema en la Provincia

El Colegio de Martilleros y Corredores de la Provincia de Buenos Aires podrá ser garante de todas aquellas personas que no cuenten con un respaldo a la hora de alquilar un inmueble. Además se hará cargo de los gastos de depósito que se deben pagar al propietario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A menudo, conseguir una garantía es un dolor de cabeza para cualquier futuro inquilino, ya sea porque no posee un familiar o  un amigo en condiciones de salir de garante o porque quiere evitar poner en un compromiso a sus allegados. El Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires creó un mecanismo para facilitar el acceso a un alquiler, por la cual los martilleros saldrán de garantes ante la inmobiliaria.

La falta de garantía hace caer muchas operaciones inmobiliarias.

“El mecanismo comenzará a implementarse el 1° de marzo en la provincia. De esta manera, un inquilino sin garantía podrá alquilarle a una inmobiliaria presentando como garante al colegio de martilleros”, explicó el prosecretario de la Cámara Inmobiliaria de la Provincia de Buenos Aires (CIBA), Alejandro Acampora en una entrevista con Radio Brisas. A ello se suma otro beneficio adicional: el pago del mes de depósito que exigen los propietarios correrá por cuenta de ese organismo profesional, por lo que así disminuyen los gastos que debe afrontar un futuro inquilino al momento de concretar la operación inmobiliaria.

El dinero para cubrir el depósito surge de la Caja de Previsión Social para Martilleros y Corredores Públicos. “A través de este mecanismo, el dueño tendrá un seguro con respecto al pago de alquiler, ya que el Colegio será su avál”, indicó Acampora. “Además, si se procediera al incumplimiento del pago del alquiler, el organismo podrá pagar la deuda y gestionar el desalojo”.

El colegio de martilleros se hará cargo del gasto de depósito.

Esa garantía se gestiona en un máximo de 48 horas, por lo cual, si todos los antecedentes del inquilino están en regla,  la transacción comercial será inmediata. 

”Tal como sucedió en la última década con los créditos hipotecarios (que se conceden sólo cuando se demuestra que no se los necesita) en la última década alquilar para mucha gente que realmente lo necesita, se convirtió en un calvario. Personas honestas en muchas ocasiones con buenos sueldos, pero sin garantía, tienen que penar para lograr que les alquilen una vivienda, en ocasiones adelantando muchos meses de alquiler en "garantía" de pago”” relata Iuri Izrastzoff, gerente de Comunicación y Marketing de Izrasztoff Agentes Inmobiliarios. 

“La iniciativa  parece muy valiosa. Si esta experiencia funciona sería algo para celebrar y extender a otras jurisdicciones”, concluyó.

Aún no se sabe si esta medida podrá ser replicada en Capital Federal. Lo cierto es que la provincia de Buenos Aires será una prueba piloto para hacer menos burocrático el acceso a un alquiler.