Menu Big Bang! News
Actualidad precauciones

Ante un infarto, el corazón femenino es más débil que el del hombre

Si bien los hombres son más propensos, ante un episodio coronario en la mujer el riesgo es mayor. Así lo indica un estudio de la Fundación Cardiológica Argentina. Los factores de riesgo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una de cada tres mujeres muere como consecuencia de las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de fallecimiento en el género femenino. 

Un evento coronario femenino es más crítico. 

La Fundación Cardiológica Argentina, a través del programa Corazón y Mujer, promovió la toma de conciencia acerca de la importancia que tiene para la mujer cuidar su corazón y prevenir los factores de riesgo que lo enferman.

Los hombres son más propensos, pero en la mujer, más riesgoso.

La médica cardióloga Bibiana Rubilar de Seggio, secretaria de la Fundación Cardiológica Argentina, explicó que si bien la incidencia de infartos en el hombre sigue siendo mayor, "cuando ocurre un evento coronario suele ser más crítico en la mujer".

La profesional explica que, frecuentemente, desestiman la enfermedad cardiovascular y suelen consultar al cardiólogo más tardíamente. “Cuando son diagnosticadas se encuentran en un estado más avanzado", indicó Rubilar y explicó que “durante la edad fértil, el sistema cardiovascular de la mujer está protegido por los estrógenos, hormonas que son las responsables de que los niveles de las lipoproteínas mantengan valores saludables para su sistema cardiovascular”.

Las mujeres no suelen consultar al cardiólogo.

Al entrar al período de la menopausia, la protección hormonal disminuye y el riesgo de sufrir enfermedad coronaria aumenta. “Aquella protección que anteriormente estaba dada por las hormonas, ahora debe ser suplantada por hábitos saludables”, señaló la cardióloga.

Factores de riesgo

  • La hipertensión arterial. Una de cada tres mujeres es hipertensa y luego de los 60 años, una de cada dos.
  • Colesterol alto. Puede depositarse en las paredes de las arterias provocando cambios en el correcto flujo de sangre hacia el corazón y el cerebro.
  • Azucar en sangre. Los niveles elevados de glucemia aumentan el riesgo de complicaciones cardiológicas
  • Alimentación. Es fundamental mantener una alimentación sana y variada. Lo ideal es consumir 3 porciones de verduras y 2 de frutas por día, y controlar el consumo de sal, alcohol y grasas.
  • El cigarrillo. Es la principal causa prevenible de infarto en la mujer. En el país casi 1 de cada 3 mujeres fuma.
  • Sedentarismo y sobrepeso. Son factores cruciales para la prevención.