Menu Big Bang! News
Actualidad El delito perfecto

Así opera la mafia de los "robaruedas"

Pueden recaudar hasta 50 mil pesos por día. Si los detienen no van presos. En pocos minutos se hacen de miles de pesos. Los robaruedas: el delito de moda. El mercado negro alrededor de este negocio increíble. Cómo combatirlos. Mirá la persecución y la detención de una banda que movía $ 3,5 millones y tenía gomas hasta en el baño.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Siempre se mueven de a tres. Uno maneja, uno desarma y otro levanta el auto. En 2 minutos -o menos, depende de la pericia del ladrón- pueden llegar a recaudar miles de pesos. Todo depende de cuánto cueste esa rueda en el mercado formal. Del precio de venta al público en gomerías ellos obtienen la mitad. Exactamente el 50%. Una rueda de auto importado puede llegar a valer hasta $30.000. Es decir, en dos minutos -o menos- estos ladrones se llevarán 15 mil pesos a repartir. 

El auto más codiciado para los robaruedas es el Fiat 500. Pero no es un capricho. Esta búsqueda se debe a la escasez de gomas de este modelo. Un auto importado al que le roban sus ruedas puede llegar a estar parado entre un mes y 45 días hasta conseguir nuevos repuestos. Por ese motivo, todos recurren a los mayoristas, verdaderos proveedores circulares del circuito. Los ladrones les venden, los dueños (y las compañías de seguro) les compran. Otro modelo es la camioneta Honda CR-V, pero por otro motivo. Para los ladrones este vehículo es tan simple como despegar las baguetas de la luneta trasera y levantar la rueda de auxilio. Hacen un plus. 

Por diferentes motivos, el Fiat 500 y la Honda CR-V son buscados. 

El mayorista

Los robaruedas “levantan” 3 o 4 gomas por jornada y todas por encargue. El mayorista solicita robos a demanda. En Ramos Mejía hay un gran depósito, casi siempre cerrado. Allí se amontonan pilas de gomas listas para la reventa. Su dueño, de hecho, tiene dos gomerías a la calle “con papeles” que le sirven como fachada. “A los muchachos les pago la mitad de lo que vale una rueda y le pido de acuerdo a lo que voy necesitando”, explica. “Las compañías de seguro o los negocios me dicen lo que necesitan, y yo les vendo”, agrega.

Los robaruedas que andan por la calle tienen un listado de pedidos de lo más requerido. 

Si llegara un allanamiento, tiene una coartada perfecta: “Los gomeros vamos a los remates que hacen las compañías de seguros y el CESVI, que desguazan y venden barato. Cuando cae la policía le mostrás la factura legal por la compra en el Cesvi. Si quieren verificar cuál es trucha y cuál no, que desarmen todas las gomas y lo vean. Que trabaje la policía”. El Cesvi, una empresa cuyos dueños son algunas de las aseguradoras más grandes del país, tiene un desarmadero legal para comercializar repuestos y combatir el mercado negro. Pero para la ilegalidad las paradojas están a la orden del día. 

El inconveniente que se presenta es que las gomas y las ruedas no tienen identificación. “Así como los vidrios vienen grabados, las ruedas también tendrían que venir de esa forma”, aporta el abogado Mariano Lizardo. “Si vas a comprar y te venden una rueda con otra numeración o limada te vas a dar cuenta de que te quieren vender algo robado”. 

Ladrillos. Los coches robados pueden llegar a estar hasta 45 días parados en la calle. 

El delito perfecto

Robar ruedas es el delito perfecto. Como no se emplea la violencia, se tipifica como Hurto. Para la Justicia, es lo mismo robar la rueda de una camioneta importada que un caramelo del kiosco. Lo que se evalúa no es el monto ni la ganancia obtenida si no la acción. “Imaginate un pibe que entra a chorear a una casa, o un comercio. ¿Cuánto se lleva? ¿10 lucas? ¿50 lucas? Ahora fijate el riesgo que corren: les pueden pegar un balazo en cualquier lado. Los agarra la cana y van 7 años presos. Ni hablar si llevan un fierro. Acá si los detienen casi que les tienen que perdón”, analiza el mayorista conurbano, que comenta al pasar que se comunica con sus proveedores a través de audios de Whatsapp. “Antes hacíamos todo por Nextel, pero los audios de wap no se pueden rastrear. Al menos por ahora”. 

 

 

Un remedio para enfrentar este tipo de robo, o al menos intentarlo, es dejar el auto bien pegado al cordón.

La lógica es inapelable. “Los pibes roban siempre del lado de la vereda. De esa manera quedan tapados por el auto. Si se sientan del lado de la calle pueden ser vistos porque pasan los autos. Del otro lado es más fácil”, recomienda el mayorista, aun en detrimento de su negocio. 

Millones. Hace una semana, en San Fernando encontraron 2.200 cubiertas por 3.500.000 pesos

Roban 4 ruedas por día. Emplean 4 minutos en total. Van armados con una llave cruz. Recaudan hasta 60 mil pesos por día. Se llevan 20 mil pesos por persona. Si los detienen, no pasa nada. Robaruedas, el delito de moda más redituable.