Menu Big Bang! News
Actualidad Cinco detenidos y siete heridos

Batalla en la Panamericana: balas de goma y gases

Los trabajadores de la línea 60 intentaron cortar la Panamericana por segunda vez en el día, pero fueron desalojados por la Gendarmería Nacional. Hay varios cinco detenidos y siete heridos que fueron trasladados a hospitales cercanos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La tensión volvió a la Panamericana. Luego de los incidentes registrados esta mañana temprano apenas después de las 7, los choferes de la línea 60 se habían retirado unos metros. Sin embargo, hace minutos intentaron cortar la autopista otra vez, y la Gendarmería respondió con balas de goma. Manifestantes y efectivos resultaron heridos.

La Gendarmería respondió con balas de goma. Sobre el asfalto se encontró una bala de plomo

Tras varios minutos de tensión, la Gendarmería Nacional logró desalojar la autopista Panamericana a la altura de la ruta 197 luego de que los trabajadores de la línea 60 intentaran cortar nuevamente el acceso a Capital Federal. Esta mañana temprana hubo incidentes cuando los choferes agredieron con botellas y piedras a las fuerzas de seguridad presentes.

Así trasladaban a uno de los heridos que dejó la batalla campal entre gendarmes y colectiveros

Pasadas las 10:15 la Gendarmería había tomado el control nuevamente de la Panamericana, en medio de un megaoperativo que contó con más de 250 efectivos a lo largo de toda la mañana. Ocurrió a la altura de la ruta 197, en la localidad bonaerense de General Pacheco. Allí respondieron a los botellazos y piedrazos con balas de goma y gases lacrimógenos. Antes de las 10, los manifestantes habían logrado cortar la Panamericana en sentido Provincia.

Los manifestantes intentaron cortar la Panamericana. Fueron desalojados con incidentes por Gendarmería

Minutos atrás, los choferes de la línea 60 aseguraron esta mañana que hubo “más de veinte compañeros heridos” durante el desalojo realizado por la Gendarmería.  Además, manifestaron que “es terrorífico lo que han hecho. Han salido a golpear sin ningún miramiento”, se quejó uno de los trabajadores, quien sostuvo que los agentes “bajaron a pegar, no dialogaron con nadie”.