Menu Big Bang! News
Actualidad Cuatro jóvenes fueron internados

Brownies "locos" en la Facultad de Medicina intoxican alumnos

Un estudiante de medicina de la UBA llevó brownies con marihuana a la universidad y dos de sus compañeras consumieron sin saber que estaban adobados. Cuatro alumnos terminaron internados en el Hospital Fernández de Palermo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un alumno de la Universidad de Buenos Aires identificado como Augusto Somoullian, de 21 años, llevó brownies con marihuana a universidad para compartir con sus compañeros, quienes no sabían que éstos estaban hechos con droga. 

Los Jóvenes que consumieron el pequeño pastel comenzaron a sentir náuseas y taquicardia. Ante esta situación el titular de la cátedra tuvo que llamar al SAME y a la policía. 

Una vez que los alumnos fueron atendidos, el personal médico advirtió que habían consumido brownies con marihuana. Con este dato, la policía procedió a  detener a Augusto Somoullian, encargado de producir y repartir este pastel. 

El director del SAME, Alberto Crescenti comentó que los médicos "comprobaron que habían ingerido una sustancia adictiva mezclada con algo y procedimos a su traslado al Hospital Fernández, las alumnas estaban lúcidas pero con sintomatología típica, como algún tipo de incoherencia". 

En el hecho también intervino la comisaría 19 que libró un acta donde dejó asentado que al menos dos mujeres de 21 años, identificadas como Ruth Karen Shulstein y Marisol Romani fueron trasladadas por el SAME a un centro de salud luego de que éstas consumieran un producto hecho por Augusto Somoullian, a quien se le secuestró un envoltorio que contenía Marihuana, como así también el resto del pastel que había elaborado. 

Por su lado el decano de la Facultad de Medicina, Sergio Provenzano, comentó ante la prensa “fue una picardía de una persona inmadura, al alumno se le va a poner el sistema para brindarle apoyo psicológico. No hay ninguna sanción firme hasta que la Facultad no tome conocimiento mediante un sumario interno”, afirmó, y remarcó “antes que sancionar hay que evaluar al alumno, ver la condición emocional en la que se encuentra, si está en condiciones para seguir estudiando”.