Menu Big Bang! News
Actualidad

Brutal golpiza de padres a una portera en un colegio de Tigre

La mujer fue agredida por los padres de un niño al que la auxiliar le había llamado la atención.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El viernes pasado, Miriam Rivero fue víctima de un terrible ataque en el patio de la escuela N°5 de Benavídez, en Tigre, después de que los padres de un alumno la golpearan salvajemente, incluso hasta dejarla inconsciente, por un supuesto maltrato que la portera habría cometido con el estudiante.

Una portera fue agredida en un colegio por los padres de un alumno.

Todo comenzó el viernes al mediodía, cuando un alumno intentó ingresar al establecimiento aún cuando la puerta de entrada estaba cerrada por el cambio de turno. Allí, Rivero cumplía sus funciones, y al ver la actitud del niño, decidió llamarle la atención.

El reto no fue bien visto por los padres, y una vez que el niño entró al colegio, aprovecharon para acercarse hasta la auxiliar, y comenzaron a increparla y agredirla brutalmente.

Los padres del alumno golpearon a la portera a la entrada del colegio.

El hecho fue tan violento, que incluso, delante de otros alumnos, dos profesores tuvieron que intervenir para separar a Marcelo Lobo y Juana González de la porteraDos testigos que estaban en el lugar pudieron filmar la situación, y a raíz de eso, el caso tomó una gran trascendencia.

 

La madre de la víctima, Stella Maris Bobis, utilizó su Facebook para denunciar la situación, y además de pedir justicia, confirmó que hoy se llevó a cabo una marcha para repudiar los hechos.

"Estas dos personas entraron al colegio y golpearon a mi hija muy mal entre los dos. Patadas en la cabeza, en todos lados,gracias a Dios una maestra y un profesor pudieron intervenir en ese momento y luego entraron las madres de afuera a ayudar en favor de mi hija", explicó.

La denuncia del intendente

Incluso, el intendente de Benavídez, Julio Zamora, presentó una denuncia penal contras los padres por las agresiones cometidas, y allí, sostuvo que este tipo de comportamientos son una clara "ofensa al sistema educativo".

"Los hechos constituyen no sólo una ofensa al sistema educativo, sino que también afectan a los trabajadores docentes y a toda la sociedad en su conjunto, al tratarse de conductas violentas que vulneran los principios de convivencia social básicos", explicó en su denuncia y agregó que estos hechos van en contra de un sistema educativo de calidad.

Julio Zamora denunció penalmente a los padres que atacaron a la portera.

"Para el Municipio de Tigre la educación es uno de los pilares fundamentales para asegurar la igualdad de oportunidades y en ese aspecto, es imprescindible que se garanticen normas de convivencia que aseguren el ejercicio pleno de la labor docente, removiendo cualquier obstáculo que impida su desempeño", cerró.

Lo cierto, es que de acuerdo a la ley provincial Nro. 14.898, los atacantes podrían recibir un arresto de hasta 30 días, y la situación podría agravarse hasta 60 días por haber cometido el acto delante de otros alumnos.