Menu Big Bang! News
Actualidad FIFAGATE

Burzaco y los Jinkis: denunciados y prófugos

El juez Marcelo Martínez de Giorgi ordenó las capturas de los empresarios. También están en la mira de AFIP.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para la Justicia argentina, Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis, están prófugos. La Policía Federal comenzó a buscarlos para detenerlos por la denuncia de corrupción que involucra a la cúpula de la FIFA y conmueve al mundo. Los tres empresarios argentinos, que fueron acusados por el presunto delito de asociación ilícita, habían pedido la exención de prisión. Pero el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi lo rechazó y ordenó la captura de los imputados.

En la mira de la AFIP​

Además, los empresarios también fueron denunciados hoy por la AFIP por evasión tributaria, asociación ilícita fiscal y lavado de dinero. Según Télam, Ricardo Echegaray le había enviado un pedido a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, en el que reclamaba la falta de respuesta ante una denuncia sobre paraísos futbolísticos utilizados para triangular las transferencias de jugadores. No está claro si esta denuncia podría llegar a frenar la extradición. “En ese caso, tendría prioridad la causa argentina y hasta que no se resuelva ese asunto no pueden ser extraditados”, dijo una fuente judicial.

De Giorgi mandó a sorteo la causa y el juez federal Claudio Bonadío quedó a cargo del pedido vigente de captura de los acusados y es quien deberá resolver si hace lugar a la extradición. De Giorgi dijo que sólo puede ser apelada ante la Corte Suprema de Justicia.

Echegaray durante un encuentro con Grondona y Blatter. Ahora denunció a los acusados.

¿Riesgo de fuga?

En sus argumentos, el fiscal federal Federico Delgado se refirió al riesgo de fuga de los acusados. “La capacidad económica de los imputados podría habilitar un canal de fuga. También habló de “maniobras delictivas y millones en juego”.

Aunque no está confirmado, Burzaco estaría en Italia y tendría pensado volver al país. “Esto fue armado por competidores despechados”, le había dicho ayer a BigBang en exclusiva. Si lo detiene en Europa, se expone a ser extraditado de inmediato a los Estados Unidos. Otra versión indicó que estaría en Brasil. 

El escrito recibido por De Giorgi que confirma el pedido de detención de los acusados.

Tampoco se sabe el paradero de los Jinkis. Hoy la Policía Federal los buscó en sus casas, pero no los encontró. “Su abogado nos dijo que están en el país, pero aún no los encontramos”, dijeron fuentes policiales.