Menu Big Bang! News
Actualidad Mala pata

Caídas, golpes y ridiculeces: los bloopers del deporte

Los deportistas profesionales pueden ser víctimas de patadas, golpes o simplemente errores, que rápidamente se convierten en bloopers. Desde los clavadistas filipinos que recibieron la calificación más baja por un mal salto, hasta Rafa Nadal y Roger Federer protagonizando caídas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Al practicar un deporte, los riesgos pueden ser muchos. Desde un error que produzca una lesión hasta el ridículo. Esta semana, dos clavadistas filipinos quedaron expuestos al obtener la calificación más baja por un salto: 0. Pero no es la única destreza donde puede haber bloopers.

Lejos de pasar a la historia por sus grandes actuaciones, John Elmerson Fabriga y John David Pahoyo serán recordados por obtener la calificación más baja en un salto tipo clavado en los Juegos del Suedeste Asiático. Los clavadistas obtuvieron el puntaje más bajo: 0,0, luego de ofrecer dos saltos que resultaron ser caída. En pocos días, el video tuvo más de 16 millones de reproducciones en Youtube. 

Pero no se trata de la única práctica deportiva realizada por profesionales donde se ven situaciones que rozan lo bizarro. En el fútbol se pueden recordar faltas absurdas como la del francés Zinedine Zidane en la final de la Copa del Mundo 2006 frente a Italia, cuando le pegó un cabezazo en el pecho a un rival. Uno de los bloopers que tuvo mayor repercusión en su momento fue la distracción de un arquero que atajó un gol de penal pero no tuvo en cuenta el rebote de la pelota.

Luego de las caídas y patadas fuertes, cuando es necesario que ingresen los médicos, también pueden producirse algunos accidentes, y a veces los camilleros son los protagonistas de varias ridiculeces.

En el básquet también se producen bloopers y caídas. La rapidez con la que fluye el juego muchas veces genera que el esfuerzo de los deportistas los obligue a ofrecer saltos extremos. En algunos casos, pueden correr riesgo los espectadores más cercanos a la cancha, a los que les puede caer un jugador encima. Una de las últimas fue la de Stephen Curry en un partido entre Houston Rockets y Golden State.

Aunque nada puede superar al blooper de Gastón Gaudio insultándose a él mismo durante un partido en que su actuación no era de las más brillantes, hubo otros protagonizados por los tenistas más importantes del mundo. Caídas de Rafa Nadal, rebotes en compañeros y rivales, y resbaladas de Roger Federer son algunos de ellos.

Algo parecido ocurre en el voley, donde los rebotes y golpes en la cabeza a los rivales son moneda corriente. Si no, mirá un pequeño compilado de los bloopers en partidos.