Menu Big Bang! News
Actualidad Denuncias

Caos en el Delta: accidentes, lanchas "imprudentes" y falta de controles

El accidente en el que murieron dos personas, y resultó desaparecido el hijo de Federico Storani, volvió a poner en la mira las denuncias que los vecinos del Delta realizan hace tiempo sobre las conductas imprudentes de los conductores de lanchas y motos acuáticas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El trágico choque de lanchas en el que dos personas murieron, otras seis resultaron levemente heridas y desapareció Manuel Storani, de 14 años (hijo del dirigente radical Federico Storani), marca un punto más en el largo rosario de quejas que, desde hace años, llevan adelante varios vecinos de Tigre.

El logo que identifica a Ni Una Ola Más en Facebook.

Identificados en Facebook bajo el grupo Ni Una Ola Más, estos habitantes de la zona del Delta se dedican a denunciar y a tomar conciencia sobre la imprudencia al volante en la conducción de lanchas y botes

 

Esta lancha llamada álamo,remolcaba recién este bote que ven lleno de agua,gritaba y hacia todo tipo de señas a las...

Posted by Elbi Morales on sábado, 26 de diciembre de 2015

"Hoy día de semana. Algunos botes y lanchas a toda velocidad,es como sentarse todos los días a ver la misma película", denuncia en un post de enero una usuaria identificada como Elbi Martínez, acompañando sus palabras con una serie de fotografías. La misma persona, en diciembre, había reportado un accidente en el que una lancha chocó y hundió a un bote.

Mientras tanto, en otro grupo de Facebook, Navegar sin Olas, el usuario Carlos Alberto González relata otro incidente ocurrido a mediados de marzo en el cual el bote de un navegante fue desestabilizado y volcado por un grupo de motos de agua que se desplazaban a velocidad excesiva.

Otro incidente reportado en Facebook.

Según la disposición PZDE, R17 N° 02/15 de Prefectura Naval Argentina, las lanchas a motor tienen la obligación de mantener una velocidad mínima compatible con el buen gobierno del buque/embarcación, de manera tal de no generar oleaje que pueda producir situaciones peligrosas y/o acaecimientos en las embarcaciones menores. Sin embargo, lo que se desprende de las denuncias de los vecinos en ambos grupos de Facebook, el organismo falla al momento de hacer cumplir la norma.

"En la última reunión con los clubes de remo, la Prefectura se comprometió por ejemplo a que los suboficiales que controlan el Paseo Victorica por lo menos utilicen el silbato por la excesiva velocidad de lanchas y/o motos. Esto entre otras medidas prometidas. No he escuchado un silbato, hasta la fecha", se lamenta al respecto otro integrante del grupo Navegar sin Olas, Ricardo Burgio. 

Los carteles que se colocaron a instancias del grupo Ni Una Ola Más.

Sin embargo, en su búsqueda de tomar conciencia, los integrantes de Ni Una Ola Más han conseguido al menos una pequeña victoria: que se instalen carteles a la vera de los arroyos del Delta advirtiendo sobre los límites del área de navegación lenta obligatoria.