Menu Big Bang! News
Actualidad Santiago del Estero

Caos en fiesta clandestina: armas, un policía herido y 16 detenidos

Ocurrió en un galpón. El dueño no tenía permiso de funcionar como boliche y al llegar la policía para controlar lo que sucedía, todo se descontroló. Hirieron a un oficial y destruyeron un patrullero. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la provincia de Santiago del Estero estalló un escándalo: se detectó un lugar ofreció fiestas para menores de edad donde tenían acceso al alcohol y otras sustancias. Más de veinte no podía mantenerse en pie, unos 16 fueron detenidos y dos de ellos fueron derivados a urgencias, entre ellos, una niña de 9 años.

16 detenidos en una fiesta clandestina que terminó muy mal.

En la capital la provincia, más precisamente en la zona de avenida Absalón Rojas al 100, se interrumpió durante las primeras horas del domingo, cuando personal de Proyectos Padres y la policía descubrieron una fiesta clandestina con menores en estado de ebriedad.

Según se conoció, el titular de la ONG Proyectos Padres -dedicada a combatir el alcoholismo entre los jóvenes- Marcelo Arambuena, recibió a la madrugada un llamado anónimo por parte de vecinos de la zona, quienes advirtieron la presencia de gran cantidad de menores aglomerados en la puerta de un galpón, que esperaban para ingresar.

El descontrol de los jóvenes en la noche de Santiago del Estero.

De inmediato Arambuena corroboró la información dirigiéndose al lugar y comprobó que en su interior había gran cantidad de menores consumiendo bebidas blancas y escuchando música a todo volumen.

Rápidamente se dio participación a la División Prevención Contra el Alcoholismo. Cuando los uniformados se hicieron presentes en el lugar se entrevistaron con el dueño del galpón, quien en un principio se negó a aportar sus datos personales, pero fue identificado como de apellido Graciano, de 58 años. Y ante el interrogatorio de los efectivos manifestó que estaba festejando su cumpleaños.

En su relato, Graciano se habría contradicho en reiteradas oportunidades, ya que después expresó que en realidad era su hijo quien estaba festejando su cumpleaños. Cuando la policía pidió ingresar al galpón les habría asegurado que no tenía luz el lugar. Finalmente, a la fuerza, las autoridades entraron y encontraron a un numeroso grupo de menores alcoholizados y en condiciones deplorables.

La policía llegó al lugar debido a la denuncia de un vecino.

Según trascendió, unos veintidós no podían mantenerse en pie y una adolescente de 16 años que debió ser trasladada al Centro de Salud Banda, ya que cayó desmayada. Allí ingresó en coma alcohólico. También había una niña de 9 años que había ingerido alcohol.

Mientras se trataba de identificar a cada uno de los presentes, el resto gritaba cánticos agraviantes contra la policía. Otros jóvenes comenzaron a arrojar piedras y palos contra los efectivos y luego otros intentaron huir. En búsqueda de no ser detenidos cada mejor se subió a sus motos y comenzaron a circular en contramano o por las veredas del barrio. También arrojaron elementos contundentes en un patrullero y éste sufrió rotura de vidrios y otros daños. Asimismo, en la pelea iniciada, un oficial resultó herido.  

“El operativo llegó más de 4 horas de operativo, la policía logró desalojar a todos los menores. Por orden de la fiscal, del interior del lugar se secuestró el equipo de música, cajas de vino, botellas de vodka, dos cuchillos y tres cartuchos para escopeta

El operativo llegó más de 4 horas de operativo, la policía logró desalojar a todos los menores. Por orden de la fiscal, del interior del lugar se secuestró el equipo de música, cajas de vino, botellas de vodka, dos cuchillos y tres cartuchos para escopeta sin ser percutados. Además, personal de Seguridad Vial secuestró 16 motocicletas, ya que sus conductores estaban ebrios. Todos los elementos quedaron a disposición de la fiscalía de la Dra. Acuña, quien además ordenó que se coloque la faja de clausurado en el portón del galpón.