Menu Big Bang! News
Actualidad ¿Tinelli es el ganador en medio de la crisis?

Cimbronazo en la AFA luego de la renuncia del titular de la FIFA

A la espera de la reunión de Comité Ejecutivo, los dirigentes se reunieron en un hotel céntrico. Nuevos puntos para reformar la institución. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Si la AFA estaba en crisis, ahora más con el escándalo de la FIFA y la reciente renuncia de Joseph Blatter como presidente de FIFA. Durante largas horas se desarrolló una reunión con los dirigentes de los principales clubes de Primera en el Hotel Savoy en la que se intentó alcanzar un consenso de ideas para encaminar el rumbo de la AFA de cara a las elecciones del mes de octubre. 

A la salida de la reunión, habló Alejandro Marón, presidente de Lanús. "Estamos evaluando un proyecto general para los próximos años en AFA. No hablamos sobre candidaturas. No se adelantarán las elecciones. Segura es un presidente legítimo y fue respaldado por el voto de 50 clubes", dijo.

Un grupo de dirigentes reclamó, con bastante énfasis, auditorías en varios aspectos, como cantidad de empleados y distintos contratos firmados por Julio Grondona (el firmado con el hoy prófugo Alejandro Burzaco y con la empresa Santa Mónica, que tiene los derechos de comercializacón de imagen y amistosos de la AFA, entre otros). 

En algunos minutos se realizará la reunión oficial de Comité ejecutivo, en la sede de calle Viamonte, pautada antes de la renuncia del mandamás de FIFA, en la que Luis Segura, José Luis Lemme, Miguel Silva y Rodolfo D’onofrio iban a explicar los motivos del voto al Príncipe Alí Bin Hussein. El panorama cambió y se presentarán 15 puntos que nos trascendieron aún, pero que pueden cambiar el rumbo político de la AFA.   

El poder está dividido en varias partes. Los grondonistas quieren resistir con los votos del Ascenso. Los dirigentes del interior, con Armando Pérez, de Belgrano de Córdoba, a la cabeza forman otro sector del poder dividido. Alejandro Marón, de Lanús, llega con ideas de cambio, pero para muchos representa una suerte de “neogrondonismo”. En silencio pero agazapado está  Marcelo Tinelli, a quien algunos de los grondonistas le impiden ser candidato y quien no estuvo en el cónclave del Savoy. Se escudan en el estatuto, que exige cuatro años de experiencia como dirigente. Este nuevo contexto puede favorecerlo para modificarlo y subirse a la puja del poder. Y si está Tinelli en carrera es muy probable que termine sentado en el sillón mayor de Viamonte.