Menu Big Bang! News
Actualidad Levante 2.0; Apps y trucos

Claves para seducir desde casa con ayuda del celular

En ciertos momentos de la vida sólo se necesita un contacto íntimo sin compromisos. Con el celular es posible esquivar todos los pasos básicos del romance y llegar directo al placer sin promesas de amor. Tinder, Happn, Badoo y las nuevas formas de conocer gente en Facebook para terminar en la cama. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para llegar a tener una cita antes se debía encarar a alguna chica en un boliche bar o la calle, preguntar su nombre, signo, lugar de residencia e interesarse un poco en su vida. Quizás la suerte acompañaba la noche del galán y podía llevarla a un hotel alojamiento o a algún callejón oscuro para intimar. Ahora todo es más simple. Con las distintas aplicaciones de celulares es posible conocer a personas que buscan lo mismo: sexo. 

Los detractores de la actual manera de llegar a la cama opinan que todo se da rápido: charla, unas copas y si hay onda se “chapa”, como dirían nuestros abuelos, pero que no queda ahí. Luego de besos, caricias se va a la cama. Sin límites, todo se permite en las citas. Incluso probar poses y tácticas que no se realizan con una pareja o con alguien del que se espera enamorar.

Facebook es una red social creada para contactar amigos y conocidos. Pero con el paso del tiempo se fue transformando para que ayude en otros aspectos de la vida. La opción de “Buscador de amigos” funciona como el camino al levante. Se puede investigar a una persona, ver sus fotos e información y mandar solicitud de amistad para empezar a chatear. Incluso sumarse a grupos de temas comunes es otra forma de llegar a ese usuario que nos atrae por una simple foto virtual.

Lo mismo sucede en Twitter e Instagram donde con un “Seguir” todo da a lugar para iniciar el “chamuyo”. Pero como si fuera poco también hay aplicaciones para celular pensadas para “facilitar” las cosas. 

Tinder es la reina de las aplicaciones para llegar a la cama. Está disponible para Android y Apple iOS, es gratuita pero también cuenta con una versión premium que permite recuperar a los perfiles desechados.

Con un simple registro, ofrece determinar el rango de búsqueda de posibles compañeros de sábana. Al instalarse en el móvil un mundo nuevo comienza. Todo lo que se soñó a la hora de conquistar y descartar sin culpa a quién no nos seduzca. Se determina la edad y la distancia a la que se encuentren los futuros amantes. Luego con un deslizamiento de pulgares se pasan las fotos a modo catálogo. Una cruz verde y un corazón rojo son el “No” y “Sí” para el primer contacto.

La clave del éxito es ser real, no valen las fotos retocadas. Por lo general, luego del “click” en Tinder se pasa al chat en Whatsapp y las fotos se chequean. Se solicita envíos de imágenes, audios e incluso videos para corroborar que la “mercadería” sea buena. 

A veces las fotos engañan, cuidado

Badoo es otra opción. Es apto para Android e iOs. También nacido como página web, saltó la versión móvil. Ofrece otros modos de coincidencias, saber qué gustos tienen, a qué lugares van y todo lo necesario para asegurar la compatibilidad. Parece engorroso y que lleva tiempo pero lo cierto es que es muy simple, fácil y ágil. Sólo se ingresan los datos y toma la información de todas las redes sociales de cada usuario registrado. 

Ashley Madison es la segunda red social con mayor crecimiento después de Facebook. Se propone el lugar para el encuentro entre hombres y mujeres casados y, al mismo tiempo, insatisfechos en sus relaciones o con sus vidas sexuales y que quieren iniciar una aventura de forma discreta. Un registro básico y con un par de imágenes personales son la llave para abrir la puerta a las fantasías. Todo es muy claro porque las reglas de privacidad y complicidad están explicitas desde el comienzo. Todos están de “trampa” y en busca de los mismo. 

“La vida es corta. Ten una aventura” pregona el sitio
  Otra aplicación que se las trae es Happn. Es otra opción que se presenta como un “acelerador del destino” ya que también combina el servicio de GPS, donde rastrea a los usuarios y notifica si alguno de ellos se cruzó en algún momento del día.

También en ese estilo sobresale POF, que tiene como ícono un pescadito en referencia a la búsqueda de pique. Utiliza el GPS como una gran red para que entre el cardumen surja un “pez gordo” para comer la carnada juntos. 

Happn y su “aceledador de destino”

Para todas las aplicaciones se aconseja tomar ciertas medidas de seguridad ante el momento del encuentro real. Todos los datos que se posean del otro en cuestión se deben enviar a algún amigo o persona de confianza por si llega a suceder una emergencia. Las mujeres en general avisan a sus amigas. La dirección, foto e información específica del galán navega en un mensaje de Wapp antes de la cita.