Menu Big Bang! News
Actualidad Malas costumbres

Cómicos, aguafiestas y celosos: los mejores “photobombs” de gatos

Muchos provocan ternura, pero otros distraen a sus dueños, son dependientes y maestros en el arte de estropear una foto. Un recorrido por los felinos más propensos a alterar los recuerdos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Simpáticos o antipáticos. Cariñosos o distantes. Los gatos son conocidos como animales dependientes que solamente le prestan atención a su dueño cuando lo creen necesario. Muy diferentes a los perros, ellos saben el momento indicado para interrumpir o “molestar” a su amo.

BigBang recopiló las mejores photobombs de aquellos felinos que, sin darse cuenta, logran “arruinar” o llamar la atención en el momento menos oportuno de una foto.

El cómico

El gato de la parte de atrás disfruta de hacerse el gracioso. 

Un divertido gato, que se cansó de arruinarle las fotos a su dueño para hacerlo con su compañero de especie. A pesar de que la persona que tomó la fotografía quiso mostrar todo el esplendor del animal gris, el que se encontraba en la parte de atrás se llevó todos los elogios.

El curioso

Este gato se interpondrá en cualquier actividad. 

Este felino aprovechó el momento justo en el que su dueño se iba a tomar una selfie, para acaparar toda la atención y resolver sus dudas sobre la cámara.

El metido

El felino llama la atención para conseguir algo de comida. 

Los gatos pueden ser muy independientes, pero en el momento que la atención no está puesta sobre ellos son capaces de causar un dolor de cabeza. En este caso, el felino decide interponerse entre la pared y su dueño.

El aguafiestas

Sorprendido por el acto de amor de sus compañeros. 

Siempre está presente el gato que arruina un momento de amor en la pareja. Esta vez no lo hizo con personas, sino con sus propios compañeros.

El celoso

Quiere ocupar el lugar del perro junto a su amo. 

Existen los gatos que son felices y los que son muy celosos. En este caso, el felino es opacado por el can, quien decide sacarse una selfie con su dueño.

La llegada de un nuevo miembro de la familia no le gustó mucho. 

El gato pretende ser el centro de la atención y elaborará un plan para deshacerse de la competencia.

Un plan para recuperar el lugar en el sillón. 

En la imagen se puede observar al gato de color negro “visualizando” la desaparición del perro que ocupó su lugar.

El calculador

Planea detenidamente cómo deshacerse del perro. 

Para eliminar al “enemigo” hay que estudiar su comportamient. Observar sus movimientos sin pestañear es una gran herramienta.  

El dormilón

No puede lograr mantener los ojos abiertos. 

Esta especie de gato disfruta su descanso a pleno y prefiere dormir antes de hacer cualquier otra actividad.

El gato volador

El gato volador estuvo presente en la comida familiar. 

Mientras se intenta sacar una foto familiar durante el almuerzo, puede aparecer el gato que intente estropearla.

El furioso

El profundo rencor del gato hacía el pobre can.

Es aquel que intenta vengarse del perro, arruinando todas las fotos que intenten sacarle al can mientras hace una gracia.

El malvado

Intentó destrozar el vestido de novia de su dueña.

Intentaran arruinar cualquier momento. Mientras más especial sea, mucho mejor para ellos. El gato de la foto sabe que se encuentra haciendo algo malo y lo demuestra con su rostro.