Menu Big Bang! News
Cómo contar el rock en 544 páginas

Actualidad 50 años de rock en argentina

Cómo contar el rock en 544 páginas

El periodista Marcelo Fernández Bitar lanzó un trabajo enciclopédico que abarca todos los discos, libros y shows entre 1964 y 2014. En diálogo con BigBang, cuenta cómo hizo y qué lo sorprendió durante una investigación de 32 años.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es un libro de medio kilo, 544 páginas y 32 fotos de los próceres: los 50 años de rock en Argentina que acaba de publicar Marcelo Fernández Bitar tienen todo para convertirse en la enciclopedia definitiva del movimiento.

Un lanzamiento enciclopédico.

Con una primera edición en 1987 y ampliaciones en 1994 y 1997, documenta todos los lanzamientos, el surgimiento de las principales bandas y los shows más importantes de 1964 a 2014, sin descuidar el contexto socio-político. Para lograrlo, el autor invirtió nada menos que 32 años de trabajo, entre marzo de 1983 y junio de 2015.

Litto Nebbia, prócer destacado.

El punto de partida, 1964, no es casual: ese año los mochileros peregrinaban a Villa Gesell y Litto Nebbia entraba a los Wild Cats rosarinos, germen de Los Gatos. Y además de improvisar sobre una pieza de Chopin en el conservatorio, Carlos Alberto García Moreno compraba su primer disco de los Beatles.

Charly atraviesa todo el trabajo.

El libro recorre los momentos clave: la decisión rupturista de cantar en castellano, las influencias del hippismo, la persecución estatal, la revalorización con la Guerra de Malvinas, la consolidación de la industria, el surgimiento de los grupos de estadios y el desastre de Cromañón.

El pulso enciclopedista se completa con las fotos de Nora Lezano (la sonrisa de Spinetta, la furia de Los Piojos, la despedida de Soda) y una discografía total del rock argentino, entendido en sentido amplio: del pop al heavy, del hip hop al house. Son nada menos que 61 páginas, más un apartado para libros y DVDs.

“Encarar el libro fue casi anterior a la profesión”, explica Fernández Bitar, que trabaja en Tiempo Argentino, fue editor de Crítica de la Argentina y jefe de redacción de La Mano.

Lo que empezó como un puñado de reportajes para corroborar datos que no aparecían en la bibliografía de los 80 se convirtió en un trabajo de largo aliento, nutrido de “un inmenso archivo de notas propias, con entrevistas a músicos de varias generaciones”, más todos los libros y los discos de un hombre que se autodefine como coleccionista obsesivo.

“Artaud”, de Pescado Rabioso. Tesoro de coleccionistas.

En diálogo con BigBangFernández Bitar profundiza en los antecedentes y los detalles del lanzamiento.

¿Por qué decidiste ampliar la edición?

Era una asignatura pendiente conmigo y con el libro. La escritura del original fue de 1983 a 1986, antes y durante mis primeros pasos como periodista de rock. De hecho, las primeras entrevistas fueron exclusivamente para el libro, y algunas luego se las mostré a Pipo Lernoud o Enrique Symns. Terminaron siendo mis primeras notas publicadas.

El libro no reflejaba toda la intensa actividad de entrevistar a músicos para diarios, revistas y programas de TV. Esta vez revisé todo mi archivo de notas publicadas y fui insertando frases de los artistas a lo largo del texto, junto a los acontecimientos. También corregí y edité, además de actualizar todo hasta llegar a diciembre de 2014. Me gusta decir que no es simplemente una reedición: está regrabada, remezclada y remasterizada.

Pipo Lernoud, guía y referente para el rock local.

¿Hubo algún dato surgido en las entrevistas que te haya impactado especialmente?

Lo que me impresionó en esas primeras charlas fue descubrir que ya en 1983-86 los protagonistas se confundían las fechas. Reconstruir la línea de tiempo de los años fundaciones del rock local fue todo un trabajo de investigación. Además me impactó la memoria de algunos personajes, como Pedro Pujó (del sello Mandioca) y [el músico] Lalo de los Santos.

Jorge Álvarez fue un editor clave para los libros y los discos argentinos.

Cuando tomás distancia, ¿cuál es tu principal conclusión sobre el rock argentino y tu propio trabajo documentándolo?

Resulta impactante ver que ya pasaron 50 años de la primera grabación de Los Gatos Salvajes. Los pioneros inventaron un camino de tierra, en paralelo a las grandes autopistas de las música. Hoy, ese caminito ya está pavimentado y hasta tiene peajes. Pero creció hasta lo inimaginable en cuanto a diversidad. La gran mayoría de los músicos siguen manteniendo el mismo espíritu, pasión y amor por esta actividad.

Los Gatos Salvajes.

¿Cómo imaginás los próximos 50 años del rock argentino?

¿Habrá rock argentino en Marte?