Menu Big Bang! News
Actualidad En Caballito

Cómo operaba la mafia policial que extorsionaba a los manteros

Están bajo investigación siete comisarios, seis subcomisarios y varios agentes de la comisaría 12. Cuánto dinero le exigían a los vendedores y cómo surgió la investigación.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Días después del megaoperativo montado en conjunto entre la Policía Federal y la Metropolitana en el barrio de Caballito para prohibir a los manteros, la Justicia Contravencional porteña investiga a seis comisarios, siete subcomisarios y varios agentes por formar parte de la red de venta ilegal sobre la avenida Rivadavia.

Se trata de efectivos federales de la Comisaría 12, ubicada en Valle 1454. Según la investigación, se pudo comprobar que además de cobrar coimas, tenían órdenes del Ministerio de Seguridad para no accionar contra los vendedores ambulantes, según publicó Clarín.

Desde hace varios años los manteros comenzaron a instalarse sobre Rivadavia, en Caballito.

La mafia de los manteros opera desde hace varios años en distintos puntos de la Ciudad. A partir de 2010, en algunos puntos de la Capital Federal, comenzó a aumentar el número de comerciantes ilegales que operaba en zonas como Flores y Once. Desde Vendedores Libres, la organización que nuclea a un grupo de manteros, aseguran que en el caso de Caballito se trata de unos 300 trabajadores.

“Se cobraba entre 20 y 50 pesos por día en 2012, cuando llegamos a la avenida Rivadavia”, aseguró Omar Guaraz, de Vendedores Libres. En diálogo con BigBang, señaló que el dinero de las coimas no sólo se pagaba a la Policía Federal: “También estaba la Metropolitana y las comunas”. Sin embargo, en ese entonces la fuerza porteña no había llegado a aquel barrio. Los montos podían variar según el día y el lugar donde se ubicaba cada mantero.

Según la asociación de manteros Vendedores Libres, “en Caballito no hay una mafia”.

Hay un punto claro y concreto: para trabajar, debían pagar. Esa situación se repite, con un organizador que hace de mediador, en otras zonas de la Capital Federal. De todos modos, Guaraz aseguró que luego de 2012 “la coima desapareció” tras una denuncia que presentaron ante el propio Ministerio de Seguridad. “Nos organizamos para evitar que nos cobrasen. Tuvimos consecuencias con la Policía, no dejaba que trabajemos, contrataron patotas para agredirnos”, denunció Guaraz.

Aunque aseguró que no existe una “mafia organizada” que maneja a los manteros, señaló que sí hubo pedidos de dinero de las fuerzas de seguridad en el último tiempo. “Se atacaron con los trabajadores, hay 300 familias sin poder trabajar. No existen las mafias en Caballito”, sostuvo Guaraz.

Así está la avenida Rivadavia en Caballito para evitar que vuelvan a instalarse los manteros.

Pero desde el Gobierno porteño creen que sí existe una mafia, y sostienen que las cifras que se pagan por día son aún mayores. Creen que los manteros son jornaleros que responden a un jefe que les paga entre $150 y $200 por día y a su vez cuenta con la venia policial.

De hecho, en un operativo realizado en la zona el 29 de enero, las fuerzas de seguridad allanaron dos casas tomadas donde secuestraron cien bolsos con mercadería ilegal y detuvieron a una persona de nacionalidad extranjera con pedido de captura por homicidio.