Menu Big Bang! News
Actualidad Un abrazo que esperó casi mil años

Concluyó el histórico encuentro entre el Papa Francisco y el Patriarca ruso Kirill

Las máximas autoridades de la Iglesia Católica y la Cristiana Ortodoxa se reunieron por primera vez en casi mil años. Lo hicieron en Cuba, donde Raúl Castro ofició de anfitrión. Firmaron un documento contra la violencia hacia los cristianos en Medio Oriente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Histórico: los máximos líderes de la Iglesia Católica y la Cristiana Ortodoxa, el Papa Francisco y el Patriarca ruso Kirill, se reunieron luego de casi 1000 años entre un encuentro de similar envergadura. La última reunión se dio en el año 1054, cuando las dos ramas del cristianismo se fracturaron y siguieron cada una su camino como cristianismo de Occidente y Oriente.

La reunión tuvo lugar en La Habana, Cuba, a donde el Sumo Pontífice arribó a las 14 horas. Fue recibido por el Presidente de Cuba Raúl Castro, quien además ofició como anfitrión del encuentro, que tuvo lugar en la sala presidencial José Martí del aeropuerto de la capital cubana.

El papa Francisco afirmó que sintió "la consolación del espíritu en este diálogo" tras el encuentro con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa Kirill, luego de casi mil años de separación entre ambas Iglesias.

El Papa Francisco y el Patriarca ortodoxo Kirill (Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate)

Ambos líderes mantuvieron una entrevista de casi dos horas y concluyó con la firma de un comunicado común, donde las dos grandes Iglesias cristianas (que representan a unos 1.330 millones de cristianos) afirman que ven con preocupación la violencia del radicalismo islámico y la persecución contra los cristianos, tanto católicos como ortodoxos, en Medio Oriente y en el norte y centro de África.

"Hablamos sin medias tintas, sin medias palabras, agradezco la humildad fraterna y sus deseos d eunidad, coincidimos en que la unidad se hace caminando", dijo el Sumo Pontífice en referencia al diálogo que desarrolló con Kirill en Cuba antes de seguir viaje rumbo a México.