Menu Big Bang! News
Actualidad Cifras que alarman

Corpiños: aliados en la seducción, armas letales para la salud

En el Día Internacional contra el cáncer de Mama un estudio revela que la utilización de la prenda femenina incrementa las chances de sufrir la enfermedad. La palabra de los expertos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Usar o no usar corpiño es una duda que invade a las mujeres, ya sea por su estética o por su salud. En el Día Internacional contra el cáncer de Mama, los expertos analizan el uso de la prenda femenina y advierten sus implicancias negativas.

La prenda puede ayudar a seducir, pero según expertos puede ser contraproducente.

Un artículo basado en un estudio realizado por la Universidad de Harvard documenta el incremento de la cantidad de casos de cáncer de mama registrados entre mujeres que usan corpiño, versus aquellas que no lo usan. La conclusión es contundente: usar corpiño apretado, durante muchas horas al día, entorpece el drenaje linfático de las mamas y aumenta su temperatura, lo que puede contribuir a incrementar el riesgo de cáncer y otras patologías relacionadas.

LA PALABRA DEL EXPERTO

Ernesto Prieto Gratacós, investigador científico cubano, cuyos principales trabajos se relacionan con el abordaje metabólico del cáncer, coincide con el reporte: “La circulación linfática es altamente dependiente del movimiento. Al tomar un vuelo de larga distancia, tras algunas horas sentado, se comienza a sentir que las piernas se adormecen, debido a que el nivel de circulación linfática desciende casi a cero”.

Es por eso que al usar corpiño, en particular uno muy cerrado o armado con breteles muy tirantes, aumenta la posibilidad de desarrollar cáncer de mama.

En cambio, el movimiento de los pechos mientras la mujer se mueve, camina o corre, produce un efecto de "masaje natural" que incrementa el flujo linfático y esto, a su vez, limpia los pechos de toxinas y "basuras" del metabolismo celular.

EFECTO DEL CORPIÑO EN NÚMEROS 

Un estudio reflejado en el libro Prenda asesina, que se realizó sobre una muestra de 4.730 mujeres, arroja alarmantes cifras

Las mujeres que usan corpiño durante las 24 horas del día tienen tres de cuatro chances.
Si lo utilizan 12 horas por día, pero no por la noche al dormir, tienen una sobre siete.
Para las que lo llevan puesto menos de 12 horas por día, tienen una sobre 152.
Las que lo usan en forma esporádica, o nunca, tienen una sobre 168.

La diferencia total señala que entre usar corpiño las 24 horas del día contra no usarlo nunca, para el desarrollo de un cáncer de mama, es de 125 puntos. Asimismo, las mujeres que hacen ejercicios -sin corpiño y tan solo con alguna malla elástica suave- tienen una tasa más baja, probablemente porque el movimiento que reciben los pechos ayuda a una mejor circulación linfática.