Menu Big Bang! News
Actualidad Las escuchas que lo comprometen

Creen que Grondona "compró" a un árbitro para favorecer a Boca

“Amarilla fue el refuerzo más grande de Boca”, le dice por teléfono al director de la Escuela de Árbitros, Abel Gnecco. El partido fue ante Corinthians por la Copa Libertadores de 2013. Mirá las decisiones escandalosas del árbitro que ayudaron al equipo argentino.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo mundial por corrupción y lavado de dinero en la FIFA sumó un nuevo capítulo. Los secretos más oscuros comienzan a conocerse: se difundieron once escuchas que involucran a Julio Grondona con los manejos turbios en la AFA, desde el intento de “Don Julio” de eludir impuestos hasta su estrecha relación con Alejandro Burzaco.

Pero hay una escucha en particular que llama la atención y compromete a uno de los equipos más grandes de Argentina: ¿El ex presidente de la AFA ayudó a Boca en la Copa Libertadores del 2013? 

“La pelota no se mancha”. La célebre frase de Diego Maradona pareciera no estar en las reglas no escritas de la AFA. Eso queda claro en la escucha entre Julio Grondona y el director de la Escuela de Árbitros, Abel Gnecco, que compromete fuertemente a Boca. Y que involucra a un árbtiro que, según las escuchas, podría haber sido “comprado” o “arreglado” por “Don Julio” para que Boca no pierda y pase a cuartos de final de la Copa.

Abel Gnecco, director de la Escuela de Árbitros.

La escucha que compromete a Boca fue una de las once que se hicieron conocidas en el programa La Cornisa, por América. Bajo el título “Las escuchas de la mafia del fútbol Argentino” quedó a la vista el poder que tenía el ex presidente de la AFA, quien habría colaborado con la designación del árbitro paraguayo Carlos Amarilla para el recordado partido de vuelta entre Boca y Corinthians por los octavos de final de la Copa Libertadores 2013, que terminó 0 a 0. Ese partido es recordado por los goles que le anularon y los penales que no le cobraron al equipo brasileño. El árbitro paraguayo tuvo una polémica actuación en San Pablo y esto terminó beneficiando al equipo argentino, que pasó a cuartos de final tras haber ganado 1 a 0 en la ida.

Carlos Amarilla, el polémico árbitro que tuvo el partido entre Corinthians y Boca Juniors

La frase de “Don Julio” lo dice todo

​Grondona le comentó a Gnecco: “Salió bien al final, no lo quería nadie a este loco de mierda (haciendo referencia al árbitro paraguayo) y jugó. El refuerzo más grande que tuvo Boca en el último año fue Amarilla”. A lo que el director de la Escuela de Árbitros contestó: “Yo lo quise a Amarilla y lo puse. Dije´pónganme a Amarilla y déjenme de joder´. Bueno, así fue, lo puso y bueno, y salió bien porque bueno, tiene que ser así”.

 

El diálogo entre Grondona y Gnecco:

Gnecco: Gnecco habla, Abel Gnecco, ¿cómo le va?

Grondona: ¿Qué haces Abel?¿Cómo te va? Bien, ¿y vos?

Gnecco: Y sí me va bien porque salí de este quilombo, ¿no?, pero bueno en fin, que se yo

Grondona: Salió bien al final, no lo quería nadie a este loco de mierda y jugó el refuerzo más grande que tuvo Boca en el último año fue Amarilla

Gnecco: Y sí, ahí hablé pero bueno, que se yo, con Alarcón estuve hablando que Alarcón me dice a mi que este año es medio, es nuevo, que se yo, que hay que tener… y bueno entonces hacemos una cosa (se se escucha) ¿lo quieren ahí en Argentina a Amarilla? Mira, sino lo quieren no se, lo quiero yo y ponelo y dejame de hinchar las pelotas, a Alarcón, poneme a Amarilla y dejame de joder. Bueno, así fue, lo puso y bueno, y salió bien porque bueno, tiene que ser así…

Grondona: Y ahora a quién vas… ¿a quién tenés que poner ahí ahora Boca y Newell´s?

Gnecco: Ahora le toca, porque Alarcón me pone a Loustau. Loustau tuvo problemas con el Boca – River y además…

Grondona: No, no puede jugar Loustau, no puede jugar Loustau

Gnecco: Claro, no puedo jugar Loustau porque además Loustau juega el lunes a Lanús. Entonces, si vamos a suponer que Loustau se equivoque, le da un penal a Lanús, y después a los tres días se va a ir a jugar con Newell`s y Newell`s va a decir, ¿cómo?, nos cagó ese y ahora…

Grondona: Pero escuchame, ¿Por qué no pones a Delfino y se terminó?

Gnecco: Y bueno, Delfino, yo no sé Boca cómo está, pero a mi me gustaría Delfino y el otro es este muchacho, el petizo

Grondona: ¿Ceballos?

Gnecco: El petiso atómico, ese Ceballos, para Rosario, el petizo. Entonces, y bueno, y el otro es Delfino.

Gondona: Decile que hablaste conmigo y yo te digo

Gnecco: Usted… ¿no hay problema con Delfino, no? Porque el otro que tengo es Mauro Vigliano

Grondona: Yo esto es lo único que sé, vos sabes de esto hombre, por favor

Gnecco: Sí, yo sé demasiado Julio y usted lo sabe. Ahora, yo le digo Julio, Delfino jugó en la cancha de Boca, Delfino, porque tuvo problemas con Boca River​

Grondona: Por las dudas,no, Delfino tuvo el problema que se había lesionado

Grondona: Si no llega a estar bien o algo o hay alguna duda, ponele un cuarto árbitro que sea de internacional también

Gnecco: Y Mauro Vigliano, claro

Grondona: Ahí está, ponelo a Vigliano

Grondona: Ahí tenés tres, DelfinoCeballos y Vigliano y de esos tres manejate los dos partidos

Gnecco: Bueno listo, listo Julio​

Grondona: Y ojo los líneas que pones, que por ahí con este, ¿cómo se llama?, este hay que tener cuidado

Grondona: Por favor, que hace todo el referí y el línea se la manda a guardar

Gnecco: Julio, eso lo aprendí de usted ya hace más o menos ya cuarenta años

Grondona: En el año 64, cuando jugamos con el Santos, yo le gané a Leo Horn, que era holandés, con los dos líneas

Escuchá el audio que compromete al mundo Boca:

Mirá las polémicas del partido entre Boca Juniors y Corinthians:

Un gol mal anulado:

Un claro penal no cobrado:

Entre las otras once escuchas, había una entre Grondona y Alejandro Maron, presidente de Lanús, donde se los puede escuchar hablando de cómo evitar un control de doping:

¿Seguirán los escándalos por partidos arreglados? Esto parece ser sólo el comienzo.