Menu Big Bang! News
Actualidad Drama

Creen que la familia de Julieta no hizo nada para evitar el femicidio

Sus padres sabían que el novio de la chica era violento, pero nunca hicieron la denuncia. Otro familiar fue testigo de una pelea pero no se animó a llamar a la Policía. Por qué fue un crimen evitable.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Julieta Mena murió asesinada en manos de su novio Marcos Andrés Mansilla. Enceguecido por los celos, el domingo cerró sus puños para golpearla hasta matarla. Nada lo detuvo y la familia de la víctima asegura que le advirtieron a Julieta que “era peligrosa su relación con Marcos” pero no lo denunciaron. Además, su madre dijo una frase polémica: “Mi hija murió por amor”.

El cuñado de Julieta escuchó la última pelea entre la pareja pero dice que no se animó a llamar a la policía.
Los padres de la víctima nunca hicieron la denuncia. Foto: F. Ramella, diario Crónica. 

Pese a los intentos de defenderse, Julieta no pudo evitar la tragedia. Ella estaba plenamente enamorada de él. “Se conocía de chicos, por el barrio. Siempre le dijimos que era un joven peligroso y no nos escuchó”, dijo Glenda una amiga de la familia. Los investigadores creen que la familia de la víctima “no hizo nada” para evitar el femicidio.

Femicidio evitable

La madre de Julieta lo definió como “bestia” y contó a los medios que  tenía antecedentes penales. “Era violento, agresivo. Además sabíamos que había purgado una pena por robo. Y se comentaba que tenía algún vínculo con las drogas”, dijo Marcela indignada. Pese a todo esto nadie pudo detener la relación y la joven convivía varios días a la semana junto a Marcos.

“Era violento y agresivo. Sabía que había purgado uan pena por robo y se comentaba que tenía algún vínculo con las drogas

Al enterarse de la muerte de su hija, Marcela compartió en su cuenta de Facebook un mensaje lleno de dolor y búsqueda de justicia “Voy a vivir para que pague con su vida. Y después de eso veré si sigo o me voy con ella”, publicó.

En el perfil de Facebook de Mansilla muestra que su estado civil “es complicado”.

“Era celoso de todo y siempre peleaban”, sumó Marcela. Sobre eso, Mauro, el vecino y cuñado de Julieta dijo que escuchó cada golpe que Mansilla le daba a Mena. “Escuché le que le decía ‘Decíme con cuántos me cagaste’.Y Yo escuchaba que le pegaba pero me amenazó cuando le golpeé la pared para que se detenga. No quise llamar a la policía porque pensé que era una pelea más de ellos” . 

Sobre sus dichos, la autopsia es clara: se detectaron lesiones que le propició Mansilla en la zona de la entrepierna e incluso patadas. En todo su cuerpo había rastros de violencia. 

LA PALABRA DEL PADRASTRO 

Mansilla permanece detenido y se espera que declare en las próximas horas. Mientras tanto, la familia llora la muerte de Julieta y les pesa que eran testigos del horror y no pudieron evitar el femicidio.

Mario, el papá del corazón de la joven, aportó que si bien “nunca le vio marcas” admitió que sabián que había algún tipo de vínculo enfermizo. “A partir de la relación con Marcos las amigas dejaron de salir con ella, se aisló de todo el mundo”, dijo y añadió. "El psicópata la había matado y le seguía pegando. La policía no nos dejaba entrar porque no había orden de un juez", recordó, aunque apuntó que desde afuera se escuchaban los gritos del asesino. 

“Mi hija tenía que mandarle una foto al novio de todo lo que hacía porque la celaba, era enfermizo", lamentó Mario con pesar.

“Nunca le vi marcas pero era una relación enfermiza

 

Los detalles del horror encrudecen la pena de la pérdida. Según el testimonio de Mario, mientras la víctima se encontraba sin vida en el piso, su pareja le recriminaba: “¿Por qué me hacés esto?”.