Menu Big Bang! News
Actualidad Corrupción en el fútbol

Cuatro acusados se declararon culpables en la causa contra la FIFA

El brasileño José Hawilla, un poderoso empresario, ya le pagó US$ 25 millones a la Justicia de EE. UU. y acordó pagar otros US$ 151 millones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo mundial que se desató por la investigación de la Justicia de Estados Unidos contra 14 directivos de la FIFA y de entidades asociadas y empresarios (entre los que figuran tres argentinos) hay un elemento clave: cuatro acusados que se declararon culpables de los cargos, ya que se supone que colaboraron con la pesquisa que puso en crisis al fútbol.

Uno de los acusados es el brasileño José Hawilla, fundador de la empresa Traffic, una compañía dedicada al marketing deportivo, con sede en San Pablo, quien el 12 de diciembre de 2014 se declaró culpable de los delitos de conspiración de crimen organizado, conspiración para realizar fraudes, lavado de dinero y obstrucción de la justicia.

Según el comunicado oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Hawilla también acordó entregar más de 151 millones dólares a la Justicia norteamericana, de los cuales pagó 25 millones de dólares en el momento de la admisión de su culpabilidad de los de delitos que lo hubieran llevado 20 años a prisión.

Hawilla comenzó vendiendo panchos en la calle y con los años llegó a ser comentarista de partidos de fútbol para TV O Globo, se vinculó a la compraventa de jugadores y trabó una gran relación Ricardo Teixeira, eterno presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y con el suegro de éste, Joao Havelange, entonces presidente la la FIFA. Hawilla logró el contrato de Nike para vestir al seleccionado brasileño y obtuvo los derechos para transmitir los partidos del campeonato nacional brasileño y de selección nacional.

“Extendió sus negocios a la Argentina, donde se vinculó con Torneos y Competencias

Extendió sus negocios a la Argentina, donde se vinculó con Torneos y Competencias y luego fundó una filial de Traffic en Estados Unidos. El 14 de mayo de 2015, las dos empresas​ de Hawuilla, Traffic Sports EE.UU. Inc. y de Traffic Sports International Inc., se declararon culpables de conspiración de fraude electrónico.

Los otros tres acusados que se declararon culpables, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, son los siguientes:

Los dos hermanos, hijos del vice de la FIFA, acusado.

El 15 de julio de 2013, Daryll Warner, hijo del acusado Jack Warner, ex ejecutivo de la FIFA se declaró culpable de una información de dos cargos de fraude electrónico.

El 25 de octubre de 2013, Daryan Warner, hermano del anterior, se declaró culpable de tres cargos de conspiración de fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero. Pagó además 1,1 millones de dólares.

Blazer se declaró culpable. Era secretario general de CONCACAF.

El 25 de noviembre de 2013, Charles Blazer, el ex secretario general de la CONCACAF y  ex miembro del comité ejecutivo de la FIFA, se declaró culpable de 10 cargos de conspiración de crimen organizado, conspiración de fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero, evasión de impuestos y la falta de presentación de un informe del Banco Exterior y Cuentas Financieras (FBAR). Blazer pagó 1,9 millones de dólares.