Menu Big Bang! News
Actualidad ruta del dinero

Cuevas, cepo y riesgo de fuga, las razones de Casanello para ordenar el arresto

En la resolución que ordena capturar al empresario, el juez cuenta detalles del operativo, la utilización de una financiera y las sospechas de lavado. Nombres y cifras de un caso impactante.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La resolución de Sebastián Casanello, titular del Juzgado Criminal y Correccional 7, tiene apenas tres páginas pero una alta capacidad de impacto. En ese documento, el magistrado resuelve "ordenar la captura nacional e internacional, y la consecuente 
detención de Lázaro Antonio Báez", nacido en General Paz (Corrientes) el 11 de febrero de 1956.

Casanello dio algunas precisiones del operativo.

El documento empieza con el relato de que la policía constató que un avión de la empresa Top Air (el 49% pertenece a Austral Construcciones), matrícula LV-BPL, estaba "sobre la pista de despegue del aeropuerto de la ciudad de Río Gallegos, en condiciones de operar".

Baez by Rafael Saralegui

Sin embargo, "aún no se había presentado el plan de vuelo" y "no se pudieron establecer mayores precisiones" sobre el destino final de la aeronave que abordaría Báez.
Los movimientos previos generaron dudas.

En la causa que lo investiga por lavado de dinero, el empresario ya tenía prohibido salir del país, una limitación que "a dos de días de la fecha estipulada para la realización de la audiencia, es un detonante que dispara los riesgos de fuga", justifica Casanello.

las acusaciones

El juez precisa que "el hecho que se le atribuye es el haber ingresado, a través de su hijo Martín Báez" 5,1 millones de dólares el 2 de noviembre de 2012 en la sociedad SGI Argentina S.A., con oficinas en Puerto Madero.

Casanello se refiere al episodio difundido en video, donde Báez (h) cuenta dinero junto a otras personas. "Se disimuló y ocultó el origen y titularidad de tales capitales no declarados", asegura.

El juez presume que los dólares "provienen de una ganancia ilícita" obtenida por Austral, una sospecha que "se deduce  también de la importantísima cantidad de dinero y la forma de traslado" a "cuevas" (sic) cuando el “cepo cambiario” estaba vigente.