Menu Big Bang! News
De Bart Simpson a Playboy: las otras drogas sintéticas que inundan las raves

Actualidad Narcos

De Bart Simpson a Playboy: las otras drogas sintéticas que inundan las raves

"Bart Simpson", "Granadas", frutas y los logos de marcas importantes son algunas de las formas en la que se presentan las pastillas de éxtasis en las fiestas electrónicas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cualquier artilugio es válido a la hora de separar a una de la otra: colores, formas, tamaños... ¡Todo vale con las pastillas de éxtasis! Por lo ocurrido el sábado en la fiesta Time Warp se conoció la pastilla “Superman”, pero ésta no es la única que hace referencia a un personaje de ficción o que se diferencia desde su forma en particular.

No dejan de ser estrategias de marketing que se aplican, en éste caso, a la venta ilegal de este tipo de drogas sintéticas. Se presenta un despliegue de creatividad para la presentación de una misma sustancia, que muchas veces, por culpa de la desinformación, la ignorancia o la marginalidad de su procedencia, puede llevar a la muerte.

Algunas tienen forma de calavera.

Existe una “pasti” -tal como se dice en la jerga- llamada "Bart". El hijo de Homero Simpson pasó de ser una caricatura a ser pedida por los que quieren consumir éxtasis en las fiestas electrónicas.  Si bien en su composición se puede encontrar la misma dosis de MDMA que las pastillas sin forma específica, su forma la diferencia del resto y hasta la tiñe con halo de inocencia.

Bart Simpson, uno de los más buscados.

Otra forma es la "Nintendo", pero según comentan en distintos fotos, contiene una alta dosis de MDMA, es decir, éxtasis: su consumo produce estados de euforia y empatía, sensación de hormigueo por todo el cuerpo y altera la percepción de la realidad (en términos sensoriales y cognoscitivos).

Una versión fuerte son las "Nintendo".

“Se imponen por temporadas ciertas formas. Es como que circulan de a tandas. En un momento había unas con forma de “M” de la cadena de comidas rápidas y se pedía mucho”, dice una joven que es asidua de este tipo de fiestas. De todas maneras, el que consume lo hace sin mirar el formato.

Los que revenden saben que es atrayente la variedad de pastillas y por eso mencionan el modelo en los mensajes de aviso cuando ofertan "la mercadería". "Llegaron ruedas, hay caramelos" es una frase común de los que revenden y que envían en cadena por WhatsApp. 

Los colores y formas cambian: hay granadas púrpuras.

También hay pastillas con formas de frutas y otras que son granadas, que algunos venden como más “potentes”. Incluso están las que tienen forma de conejo de Playboy y otras con los logos de redes sociales, como Instagram.

La pastilla Playboy.
Las redes sociales también son disparadores de formas. 

La variedad no tiene fin. Se ofertan otras tipo de pastillas que remiten a marcas y personajes conocidos, como la de Bob Esponja y marcas como Mitsubishi

Bob Esponja, otro personaje para éxtasis.

Y superando la imaginación, existen los de forma de hoja de marihuana. En distintos post en las redes sociales, los consumidores sostienen que consumen “éxtasis con marihuana” haciendo referencia a éstas pastillas. Pero como todo, en el exterior hay más modelos: el logo de Coca Cola, PacMan y más.  

Las hojas de cannabis.

Tanto el color como el modelo de las pastillas tienen que ver más con la firma de "autor" del cocinero que con la calidad de la droga.