Menu Big Bang! News
Actualidad un nuevo actor

De Wall Street a "remise" social: quién es y cómo piensa el CEO de Uber

"Somos una categoría nueva", le dijo a BigBang Mariano Otero, director de operaciones en Argentina. En el gobierno porteño analizan demandas por fraude y entorpecimiento y exige que la empresa se adapte a la ley

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

De modo sorpresivo, Uber -el servicio de viajes privados en auto- empezó a operar esta tarde en Buenos Aires. A la escalada en el conflicto con los taxistas se sumó el posicionamiento del gobierno porteño, para el cual la empresa "opera al margen de la ley". En diálogo con BigBang, el responsable local de la aplicación pide nuevas regulaciones.

Una toma aérea de la protesta de hoy.

la defensa

"Si es necesario, iremos a la Justicia", aseguró el director de operaciones de Uber en Argentina, para quien el servicio es legal. Mariano Otero cita al artículo 1.280 del Código Civil y Comercial, que establece que un prestatario y un prestador pueden establecer un contrato de transporte en forma privada.

Uber empezó a operar sin el visto bueno gubernamental.

Como el gobierno porteño debe centrarse en el aspecto macro -la regulación general del sistema-, Otero reconoce que debería encontrarse un punto en común. "Una categoría nueva", le plantea a BigBang.

El empresario se refiere a la TNC regulation o regulación de redes de transporte que funciona en otros países. "La mitad de nuestros socios (choferes) se conecta menos de 20 horas por semana", ejemplifica.

El director de operaciones de Uber, Mariano Otero. (Imagen: Infobae).

Otero prefiere centrarse en el lanzamiento de hoy y se incomoda al ser consultado por los antecedentes que lo llevaron desde Estados Unidos a la dirección de operaciones: casi cuatro años en Google y dos en la banca de inversiones Goldman Sachs, donde trabajó en recursos naturales. "Petróleo, gas, minería e industria", enumera. También pasó por J.P. Morgan. Es licenciado en Economía de la UBA y tiene un master en marketing de la Universidad de San Andrés y un MBA en Stanford. Según su Linkedin, habla 5 idiomas.

"Soy usuario de Uber desde hace mucho tiempo y apliqué -explica-. Volví al país para apostar por este proyecto, en el que trabajamos 20 personas".

el lanzamiento

La aplicación arrancó con un costo base de 15 pesos y uno variable por kilómetro de 4,5 pesos, tarifas más baratas que las de los taxis, cuyos gremios se declararon en asamblea.

El secretario de Transporte, Juan José Méndez, aseguró que "Uber no tiene autos autorizados". Todavía no hubo "reuniones formales" con sus responsables, a pesar de que la gestión del PRO estuvo abierta "desde el día uno" al diálogo. Méndez recordó que los servicios de transporte requieren un seguro especial, con lo cual la empresa deberá adecuarse "cuanto antes" a la normativa.

"Hubo contactos informales al comienzo, cuando anunciaron que lanzaría los servicios, cuando Otero aún ni siquiera estaba contratado. Después se cortó el diálogo", detallan desde la secretaría de Transporte porteño. Es más, Otero y Méndez se cruzaron anoche, en la cena de Cippec, pero no hablaron.

Protestas en las esquinas porteñas: Callao y Santa Fe, Acoyte y Rivadavia, Córdoba y Pellegrini. 

Desde el Gobierno porteño están evaluando dos presentaciones en la Justicia, que es quien podría determinar la ilegalidad del servicio. Las denuncias se centrarían en violaciones al Código Penal: fraude a la administración pública, por posible evasión de impuestos (la empresa no está registraba para ofrecer servicios, argumentan) y por entorpecer el transporte público de pasajeros. 

Con vistas al futuro inmediato, el secretario planteó que se seguirá monitoreando la situación y que "un equipo" estudia las sanciones a aplicar, como el secuestro de los autos y las multas "muy altas" a los choferes.

Méndez pidió que el servicio se adapte a la ley.

Además, trascendió que desde el gobierno de la Ciudad están hablando con las tarjetas de crédito para analizar la legalidad y, eventualmente, pedir el bloqueo de los pagos con Uber. El argumento es el mismo: no está registrada como empresa localmente.