Menu Big Bang! News
Actualidad DETRÁS DE LAS LUCES DEL ÉXITO

Del barrio a la fama, las estrellas que le ganaron a la pobreza

Son futbolistas, modelos y políticos criados en barrios humildes. De Ángela de Gran Hermano a Diego Maradona, un repaso por las historias más inspiradoras.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ángela Pereyra tiene 21 años y es paraguaya. Vive en la Villa 31 y se dedica a la cocina. Con sus cinco hermanos pasó necesidades de chica. Es una de las dos nuevas chicas que podría ingresar a la casa de Gran Hermano y su caso invita a pensar en los famosos que también pasaron necesidades antes de alcanzar el estrellato. 

La primera referencia ineludible es Diego Maradona. El video que lo muestra como un chico humilde que sueña con un Mundial está para siempre en la memoria de tres generaciones de argentinos.

Diego contó más de una vez cómo a su mamá, “Doña Tota”, siempre le dolía el estómago a la hora de comer. No era por casualidad; estaba guardando lo poco que tenía para sus hijos.

Una gran parte de los futbolistas que vinieron antes y después compartían esos orígenes. El más emblemático, por carisma y rendimiento, es Carlos Tévez. Su apodo -“El Apache”- habla por sí mismo de la importancia que tuvo el barrio en la formación del ídolo de Juventus.

De Fuerte Apache a Turín, carisma a prueba de todo.

En el mundo de la farándula, el híper-mediático Fernando Burlando sorprendió al entablar una relación con Barbie Franco. La modelo y “azafata” cargaba con una historia pesada. Criada en la Villa 21-24, tuvo un padre violento, amigos afectados por el paco y muertos en tiroteos.

Detrás de las luces, una historia violenta.

La política no suele contar a los pobres entre sus representantes, pero hay excepciones. En las últimas semanas se conoció la historia de Maximiliano Sahonero, candidato a legislador porteño del PRO. Hijo de un carpintero formado por el Padre Mugica, nació y milita en la villa 20 de Lugano.

Fue creciendo en la organización amarilla, hasta llegar a ser presidente de la Juventud del PRO en Capital Federal. Llegó allí de la mano de María Eugenia Vidal, la vicejefa porteña, a quien conoció cuando ella era ministra de Desarrollo Social y él trabajaba en su barrio con su padre. Con perfil bajo, Sahonero milita históricamente en el sur de la Ciudad y tiene su local en Lugano.

Maximiliano Sahonero, de la villa a candidato a legislador PRO.

Trascender la pobreza, asegura Daniel Cerezo, es posible para cualquiera. Así lo cuenta en la charla que dio en la conferencia TEDxRiodelaPlata, el año pasado.

Para los que creen en el sueño de ser futbolista, modelo o político, estas historias pueden ser inspiradoras.