Menu Big Bang! News
Actualidad

Delfina Rossi y la designación de Mariana Triaca: "Se oponían a lo que ahora hacen"

La ex directora del Banco Nación, cuya designación despertó polémica en 2015, pidió "discutir ideas más allá de los apellidos". La hermana del ministro de Trabajo Jorge Triaca fue nombrada en ese mismo cargo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La hermana del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, fue designada como integrante del directorio del Banco Nación. Se trata de la contadora Mariana Triaca, lo que despertó cientos de críticas por tratarse de una pariente directa del funcionario. De hecho, una ex directora, Delfina Rossi, había sido muy criticada durante la gestión anterior por ser la hija del por entonces ministro de Defensa, Agustín Rossi.

La designación fue informada en el Boletín Oficial y lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y del ministro de Finanzas, Luis Caputo. Junto a la hermana del titular de la cartera laboral también se nombró a Diego Dequino en el directorio de la entidad financiera que comanda Javier González Fraga. Los cambios se produjeron tras la salida de Luis Ribaya y Enrique Vaquié, quienes hasta entonces eran vicepresidentes; y de Alejandro Henke, ex director.

Lo cierto es que la designación de Triaca despertó críticas hacia el oficialismo, debido a que se trata del mismo cargo que en agosto de 2015 había sido eje del debate, cuando la ex presidenta Cristina Kirchner nombró a la economista Delfina Rossi, hija del por entonces ministro de Defensa. En aquel entonces, la oposición acusó al Gobierno de nepotismo.

En su momento, Delfina Rossi había sido muy cuestionada por ser hija del ministro de Defensa.

Consultada por BigBang, Delfina Rossi aseguró que “más allá de los apellidos se deben debatir las ideas”. La economista y conductora de un programa de radio señaló que la designación de Mariana Triaca “es una decisión política”, y pidió discutir “no sólo el conocimiento, sino también cuál es la visión de Estado” de los funcionarios públicos.

Triaca es una contadora que hace poco más de un año trabajaba junto a Henke en el directorio del Nación, a quien ahora reemplazará. Tiene 41 años, estudió en la Universidad del Salvador y en su currículum figuran nueve años como gerente de finanzas de la firma See Cooperativa de Crédito y Vivienda.

El decreto lleva la firma del presidente.

Lo llamativo es que no es la primera ocasión en que Triaca queda en la mira por un episodio de estas características. Su esposa, María Cecilia Loccsisano, fue ascendida en el Ministerio de Salud, en la subsecretaría de Coordinación Administrativa. Y su otra hermana, Lorena Triaca, en tanto, fue designada al frente de la Dirección de Asuntos Externos de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, que depende de la Cancillería.

La hija de Rossi estuvo al frente del directorio del Banco Nación entre agosto y diciembre de 2015. Con el recambio de Gobierno, la joven economista presentó la renuncia. En aquel entonces, justificó su decisión al asegurar que “es tradición que el Directorio del Banco Nación esté integrado por miembros del oficialismo designados por el nuevo presidente”.

Delfina Rossi junto a su padre, el ex ministro de Defensa y diputado electo.

“Desconozco a esta chica a nivel curricular, pero me parece que hay que exigir a los funcionarios más allá del apellido”, analizó Rossi, en diálogo BigBang. La ex funcionaria remarcó que el directorio del Nación debe “discutir qué tipo de banca pública van a llevar adelante”.

En este sentido, repartió críticas hacia la administración de Cambiemos: “Veo poco esfuerzo del Gobierno para aportar a la economía argentina. El banco se descapitalizó. Se focaliza en la banca individual, préstamos personales, endeudar a las personas y no en financiar a la pequeña y mediana industria”.

Consultada acerca del debate que generó su designación en 2015 y las acusaciones que recibió de nepotismo, Rossi habló de un “doble discurso del Gobierno”, y señaló que “antes se oponían a cosas que ahora hacen”. “Mi caso en particular puede ser anecdótico frente al desmantelamiento que están haciendo”, disparó, y puntualizó que el oficialismo “tiene una relación de puertas giratorias con los grupos concentrados del país”.