Menu Big Bang! News
Actualidad Se llama Víctor Grados Vilca

Detienen al jardinero acusado de abusar y secuestrar a Ludmila

Es peruano, tiene 45 años y habría engañado a la menor. Está acusado de “abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad”. Lo apresaron en San Isidro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las policía bonaerense difundió la imagen del hombre sospechado de ser el responsable de la desaparición y abuso de Ludmila Di Venuta. Se llama Víctor Grados Vilca, tiene 45 años, de nacionalidad peruana y trabaja de jardinero. Al final lo detuvieron esta tarde en San Isidro, según informaron fuentes policiales.

Durante unas horas permaneció prófugo de la justicia, está acusado de “abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad” de Ludmila.

El sospechoso es de nacionalidad peruana y trabaja como jardinero, según informó el canal C5N.

La joven de 15 años apareció el miércoles en Tortuguitas tras estar desaparecida por una semana. Según testigos, la niña bajó de un auto gris y caminó hacia la casa.

La familia sólo dijo a los medios que no estaba golpeada y que no le quisieron preguntar lo que sucedió hasta que declare ante el fiscal. 

De acuerdo a la investigación encabezada por el fiscal general adjunto de San Isidro, Marcelo Vaiani, el hombre que trabaja como parquero en countries de Escobar sedujo a la joven a través del Facebook y entabló con ella una relación hace 5 meses. El sospechoso usaba la identidad falsa de "Rodo" en las redes sociales donde decía que tenía 25 años y usaba los contactos de su hija para chatear con sus potenciales víctimas.

Ludmila desapareció al salir de la escuela y fue intensamente buscada.

Durante la mañana de hoy, en Cámara Gesell, Ludmila habría explicado que fue secuestrada pero aún no se ampliaron los detalles. Según trascendió, el jardinero le hizo llegar regalos a Ludmila para seducirla, entre ellos un celular, y la pasaba a buscar por el colegio para pasearla en su auto Renault Fluence negro. 

El jardinero vivía a 15 cuadras de lo de Ludmila en una casa con su mujer, su hija de 14 años y una cuñada. La policía bonaerense en colaboración con la fiscalía realizaron una intensa búsqueda para dar con el paradero de Vilca, quien al final fue encontrado.