Menu Big Bang! News
Actualidad closed

"Día inmigrante": cierran comercios del Pentágono por protestas anti Trump

En Estados Unidos se llevó a cabo una marcha contra la política migratoria del magnate republicano en la que se le pidió a los inmigrantes que no salgan de sus casas para ir a trabajar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El presidente Donald Trump viene cumpliendo, con creces, algunas de las promesas electorales que lo llevaron a conseguir sentarse en el sillón de la Casa Blanca. Y entre las que se destacan están todas aquellas que refieren a las políticas migratorias de Estados Unidos.

El jefe de Estado republicano ordenó semanas atrás prohibir la entrada al país a refugiados y ciudadanos de siete países, en mayoría de creencia musulmana. Esto generó una gran controversia, tanto mundial como nacional.

Las políticas de Trump generan polémicas alrededor del mundo. 

Pese a que la medida no vio la luz a causa de la suspensión que le propinó la Corte de Seattle –en lo que fue el primer revés de la era Trump- el magnate adelantó en conferencia de prensa que emitirá un nuevo decreto en la próxima semana, “que protegerá nuestro país de forma amplia".

Día de furia

Por esta razón, en todo Estados Unidos se impulsó el día “sin inmigrantes", que estuvo conformado de marchas y el rotundo pedido a los inmigrantes de quedarse en casa y no ir al trabajo, ni a tiendas o restaurantes para mostrar lo importantes que son para el país.

Según informó el portal  USA Today, muchas tiendas y restaurantes en Atlanta, Detroit, Washington, DC, Filadelfia, Austin, Texas y otras grandes ciudades estadounidenses se unieron a la protesta cerrando sus puertas en una muestra de solidaridad con sus trabajadores.

Este accionar se debe a las políticas que tiene pensado emplear Trump, como la de construir un muro fronterizo México, prohibir la entrada a Estados Unidos a, en su mayoría, musulmanes, e impulsar a los agentes de patrulla para frenar la inmigración ilegal, entre otras.

El portal detalló que los inmigrantes conforman la mayoría de los 12 millones de trabajadores de la industria de la restauración y hasta el 70% de los empleados en ciudades como Nueva York y Chicago, según el Centro de Oportunidades de Restaurantes Unidos.

De esta manera, no es de extrañarse que decenas de locales hayan tenido que cerrar sus puertas a causa de que sus empleados no fueran a trabajar. Aproximadamente 1.3 millones en la industria son los inmigrantes que viven en los EE.UU. ilegalmente, señaló el Centro.

A la campaña se unieron los trabajadores de Starbucks, Taco Bell y Burger King, entre otros. Mientras tanto, el personal del museo del Colegio Wellesley en Massachusetts se comprometió a eliminar todos los objetos de exposición creados por inmigrantes. Incluso algunas cafeterías en el edificio del Pentágono estaban cerradas, ya que su personal se negó a ir a trabajar.

Al ver que la justicia había declinado su medida, Trump no escondió su enojo  con los jueces, aseguró que tomaron “una mala decisión” y dijo que la nueva orden ejecutiva estará "muy ajustada" a la decisión de la corte, aunque afirmó que "puede ajustarla para obtener de alguna manera más" de lo que contemplaba el decreto suspendido.