Menu Big Bang! News
Actualidad El caso que sacude el país

Habrían adormecido al empresario rosarino para apuñalarlo

La investigación por el caso de Diego Sarjanovic empieza a avanzar: hoy habrá una audiencia en la que dos mujeres están en la mira. Deudas millonarias, oscuros vínculos y las pistas que sigue la fiscalía.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A menos de una semana del asesinato de Diego Sarjanovic, el empresario rosarino a cargo de MC Catering, son dos las mujeres señaladas como responsables del hecho. Hoy se realizará una audiencia imputativa para analizar su vinculación además de analizar cómo fue el accionar para terminar con su vida: lo habrían adormecido para luego apuñalarlo.

La camioneta estaba estacionada una cuadra antes del departamento donde luego encontraría la muerte.

En este contexto, el fiscal Miguel Moreno -a cargo de realizar la imputación por el crimen del empresario- cuenta con el informe de la autopsia y la misma revelaría que fue asesinado de 64 puñaladas de distinta intensidad con la posibilidad de haber sido sedado. Se espera el resultado del examen toxicológico para confirmar si el empresario había ingerido alguna sustancia que lo limitó para defenderse. Asimismo se conoció que los puntazos que recibió en el cuello fueron los que terminaron con su vida.

Paralelamente, se encontró el vehículo del empresario, una VW Surán blanca, en una cochera de Moreno 459, a media cuadra del lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Diego.

DETENIDAS

 Carolina Saguer, de 38 años junto a su madre son las acusadas del hecho. Foto: La Capital.

Según se supo, el empresario mantenía una relación económica con las mujeres detenidas. Incluso se trataría de una suma millonaria para que emprendiera un negocio de venta de ropa y a la hora de devolverle el dinero fue engañado y asesinado. 

Se trata de Carolina Saguer, de 38 años, y su madre Alicia, de 60. Carolina empezó trabajando como moza y conoció a Diego Sarjanovic. Luego de su paso por la parte de administración de la compañía lanzó su propia empresa de ropa. Comenzó a tener buenos resultados y por varios cheques sin fondos comenzaron los problemas.

Sarjanovic le prestó dinero pero la deuda sólo crecía. Le comentó que vendería un fideicomiso para devolverle el dinero y tiempo después ella le aseguró que le habían robaron lo que había juntado para él pero no hizo la denuncia .Lo cierto es que Sarjanovic se manejaba entre cuevas, casas de cambio de cheques y manejo de la moneda extranjera. Ante las presiones que recibía él, se las trasladaba a ella ya que sabía que si fallaba con sus prestamistas también aumentarían sus problemas.

La puerta del edificio donde fue asesinado el empresario  Foto: La Capital.

Ambas fueron arrestadas en el kilómetro 637 de la ruta 8, a la altura de la localidad cordobesa de Las Vertientes, cuando viajaba en un Chevrolet  gracias a que la mujer había dejado una nota en el departamento donde fue hallado el cadáver del empresario. En el mensaje aseguraba que consignaba que tenían pensado viajar a Mendoza con intenciones de quitarse la vida.

Ahora el fiscal deberá analizar si la contextura física de la mujer y la madre podrían realizar semejante acto. No se descarta la participación de alguien más, pero no hay indicios concretos hasta el momento.

Carolina es delgada, pelo lacio y mide 1,55. En cambio el empresario medía 1,90, ex jugador de rugby de Jockey y más de 110 kilos. Hasta le decían “Masa” sus amigos, por su tipo de físico. capacidad de defensa no importa el tamaño que tenga la víctima", dijo anoche un médico legista a este diario.

SITUACION FINANCIERA

Para seguir juntando pruebas se realiza hoy una audiencia imputativa contra Carolina. Según publicó el diario La Capital ella le mandó un mail a su hermana el domingo en el que le relataba su versión. En un tramo del mensaje le explica que él se puso muy violento en una discusión y asume haberlo matado con un cuchillo para defenderse.

Diego medía 1,80 y pesaba 110 kilos. Se cree que fue drogado para evitar que se defendiera del ataque.

Ese mail hizo que el domingo por la noche la hermana de la acusada presente el mensaje ante la Fiscalía Regional. Con el seguimiento de su teléfono la detectaron en Las Vertientes, Córdoba. Estaba bajo el efecto profundo de ansiolíticos al igual que su madre. 

CELULAR ACTIVO POSTMORTEM

Algo llamativo del caso, según sospechan los investigadores, es que el celular siempre lo tuvo el autor del crimen y hasta el momento no apareció. El domingo a la tarde Diego ya estaba muerto pero su teléfono daba señales claras de estar activo.

Ivo Sarjanovic, uno de los hermanos de Diego, llamaba a sus contactos en Argentina desde Suiza, donde es ejecutivo de Cargill, según publica La Capital. “Díganme que está pasando. El whatsapp de Diego está recibiendo los mensajes que le mando”, sostuvo. Como si fuera poco, el domingo a las 16 alguien cambió la foto del perfil de Diego en Whatsapp. Se supone que llevaba más de un día sin vida para entonces.

Si bien no se puede descartar que la muerte de Sarjanovic esté conectada a otros nombres propios que tenían vínculos con él en la mesa de dinero que había montado como tampoco puede sacar de la sospecha al socio comercial de Carolina. Hasta ahora los elementos de sospecha concretos apuntan a las dos mujeres.