Menu Big Bang! News
Actualidad Crisis

Duró 40 minutos: un juez de Brasil suspendió la asunción de Lula Da Silva

En medio de un clima de tensión, el ex presidente asumió como jefe de Gabinete, pero 40 minutos después la asunción fue anulada por la Justicia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, acusado de corrupción en el Petrolao, asumió hoy como jefe de Gabinete. De esta manera, no sólo goza de fueros sino que también es una muestra de apoyo a la actual presidenta Dilma Rousseff, quien enfrenta un pedido de juicio político en el Congreso. "Están manipulando a la sociedad", aseguró la presidenta en su discurso. Pero después de la asunción, ambos recibieron una mala noticia: el juez federal Itagiba Catta Preta Neto suspendió la asunción con una medida cautelar por el presunto "delito de responsabilidad". Si se hace efectiva esa resolución judicial, Lula habría durado 40 minutos en el cargo.

 

 

"Quieren cruzar la frontera de la democracia", había dicho Dilma Rousseff luego de tomarle juramento a Lula da Silva en el Palacio de Planalto. Y le agradeció: "Tiene la grandeza de los líderes y, aunque quisieron separarnos, siempre estamos juntos". La oposición civil se había movilizado ayer en 16 ciudades de Brasil.

La polémica conversación

- Dilma: Hola.
- Lula: Hola.
- Dilma: Lula, escuchame.
- Lula: Decime, querida.
- Dilma: Estoy mandando a Bessias (subjefe de asuntos jurídicos de la Presidencia) con el papel para que lo tengamos. Usalo sólo en caso de necesidad, que es el acta de asunción, ¿está bien?
- Lula: Está bien, está bien.
- Dilma: Eso, nada más. Esperalo ahí que está yendo.
- Lula: Está bien, estoy acá, me quedo esperándolo.
- Dilma: ¿Está bien?
- Lula: Está bien.
- Dilma: Chau.
- Lula: Chau, querida.

La conversación entre la presidenta y el ahora jefe de Gabinete, que fue grabada por la Policía Federal de ese país gracias a la autorización del juez federal que lleva adelante la investigación, Sergio Moro, demuestra que Dilma le ofreció a Lula el cargo para blindarlo judicialmente.

Dilma busca darle fueros a Lula y a la vez recibir su apoyo de cara al "impeachment" en el Congreso.

"Cambiaron mis palabras y las sacaron de contexto", explicó Dilma Rousseff sobre la conversión con Lula da Silva al tiempo que adelantó que llevará al juez federal ante la Justicia por haber dado a conocer la escucha telefónica. Y concluyó: "Violaron los derechos constitucionales de la propia presidenta".

Finalmente, la Corte Suprema habilitó ayer al Congreso para que pueda continuar con el juicio político en proceso contra la presidenta de Brasil.