Menu Big Bang! News
Su relato en Intrusos conmovió a muchas mujeres.

Su relato en Intrusos conmovió a muchas mujeres.

Actualidad Tendencia

Efecto Juana: 2 de cada 10 mujeres desean ser madres solteras

El perfil de las mujeres que quieren ser madres sin tener un hombre al lado. Cómo son los tratamientos y sus costos. Hablan especialistas.

 

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El deseo de ser madres es más complejo de lo que parece a primera vista. Y es una realidad que cada vez son más las mujeres que deciden ser madres sin la compañía de un hombre. Tal como es el caso de Juana Repetto, que a sus 27 años celebra su embarazo obtenido gracias a un donante de esperma.

Juana Repetto, feliz con su embarazo.

El proyecto de formar una familia entre ellas y sus hijos es otra variante en crecimiento entre las tantas maneras de armar un grupo familiar. “Siempre tuvimos mujeres que quieren ser madres solteras. Año a año se nota el incremento. De 2008 para acá, la cantidad de procedimientos realizados creció un 4% por año”, indica Natalia Fernández Peri, ginecóloga especializada en tratamiento de asistencia de reproducción en IVI Argentina. 

“Del 2008 para acá la cantidad de procedimientos a mujeres que desean ser madres solteras realizados creció un 4% por año

Las jóvenes como Juanita son las menos, en general son las que se acercan tienen más de 35 años. Se la puede considerar un caso aislado, porque por lo general no es común recibir consultas de veinteañeras. De todas maneras, es recomendada su edad, porque al paso de los años puede que surjan complicaciones y se demore la concepción”, detalla. Si bien es complejo cuantificar éstos casos, Peri sostiene que en promedio, 2 de cada 10 mujeres eligen ser madre soltera.  

Tema tabú

Asimismo, por los casos que reciben en IVI, Peri asegura que pese al crecimiento de ésta elección “se mantiene un cierto tabú en el tema”. “Hay más tabúes en las mujeres que eligen ser madres solas en relación a una pareja de lesbianas o una hétero con complicaciones para concebir”, dice y amplía los motivos. “Se nota el cambio cultural, desde hace año, de la mujer que desea postergar el embarazo por otros objetivos, en su mayoría profesionales, y busca embarazos en edad avanzada. Pasa que llegan a las 35 y no tiene pareja y quieren ser madres y con la ayuda de la ciencia es posible”, añade.

“Hay más tabúes en las mujeres que eligen ser madres solas en relación a una pareja de lesbianas o una hetero con complicaciones para concebir

Formas y valores

Para iniciar un tratamiento de éstas características, se realiza un chequeo completo a la mujer y se evalúa qué tipo de proceso deberá realizar. Los valores de estos procedimientos, en caso de no presentar complejidad no son tan costosos. Pero si es necesario sumar, por ejemplo, fecundación in vitro, pueden superar los 30 mil pesos, sin sumar el valor de la muestra del donante, que varía según el banco elegido y las preferencias.

Existen sitios destinados a orientar a las interesadas.

Los profesionales consultados por BigBang dicen que las mujeres que superaron los 30 ya se siente más consolidadas para sostener la crianza y los gastos de un hijo y no dudan en averiguar la manera de vivir la experiencia maternal.

En sintonía, el doctor Agustín Pasqualini, director Médico de Halitus, Instituto Médico sostiene “hay más mujeres solas que consultan para criopreservar óvulos (congelar en bancos de reserva) y mujeres que se largan a buscar solas”.

“A veces lo hacen cuando ven que no califican para criopreservar e intentan embarazarse. Pero hay mujeres que directamente inician el proceso del embarazo únicamente”, afirma en diálogo con BigBang.

Algunas mujeres eligen congelar los óvulos para preservar la posibilidad de ser madre.

“Por lo general, en Halitus recibimos más consultas para diferir la maternidad (criopreservando óvulos) que para ser madre. Por ejemplo, de 500 consultas que recibimos por mes, 20 de ellas son para congelar y 1 o 2 buscan hijos solas. Parece poco, pero antes era 0, lo cual es un montón”, resalta Pasqualini.

Sobre los motivos de ésta decisión, el especialista explica que son variados pero que en resumidas cuentas todas coinciden en que “es mejor que buscar pareja con el objetivo de tener un hijo porque si la pareja no funciona es mejor sola que mal acompañada”.

Ley de fertilización asistida

Después de años de reclamos por parte de organizaciones sociales y de idas y vueltas en el Congreso, en julio de 2013 se reglamentó por fin la ley de fertilización asistida, una norma inclusiva que tuvo en cuenta las necesidades de todos los sectores, y no puso restricciones por edad o estado civil de las personas interesadas en acceder a un tratamiento de fertilización asistida gratuito. El gran logro de la ley fue que se considera que todos los seres humanos tienen el derecho de tener hijos, por lo que el poder adquisitivo individual no debe ser determinante.

Los festejos por la aprobación de la ley que beneficia a millones de mujeres y parejas.

El decreto 956 de la Ley 26.862 de Acceso Integral a los Procedimientos y Técnicas Médico- Asistenciales de Reproducción Médicamente Asistida sostiene que se deberá garantizar “la cobertura integral e interdisciplinaria del abordaje, el diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo y los procedimientos y las técnicas de reproducción medicamente asistida”.

Pero en la práctica, las obras sociales y las empresas de medicina prepaga ponen trabas y requisitos imposibles para cumplir con la obligación de pagar los tratamientos, sea para parejas que desean ser padres o mujeres que replican el camino elegido por la hija de Reina Reech. Pero no es tan simple. De hecho, en distintos foros sobre el tema algunos usuarios denunciaron que debieron presentar un reclamo en la Superintendencia de Servicios de Salud.