Menu Big Bang! News
Actualidad Denuncias y violaciones

Efecto tío de Wanda: los otros "patovicas" acusados por abuso

Las denuncias por abuso sexual contra el tío de Wanda Nara, el personal trainer y patovica Carlos Colosimo abrieron la polémica: en el último año y medio hubo, al menos, tres denuncias de empleados de seguridad y expertos en educación física acusados por violación.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las denuncias contra el tío de Wanda y Zaira Nara por abuso sexual abrieron un interrogante respecto de los patovicas que fueron denunciados con acusaciones similares a las del personal trainer y patovica Carlos Colosimo, acusado por al menos tres compañeras de la escuela de su hija de 12 años. En el último año y medio se registraron, al menos, otros tres casos.

Junto a su hija menor, durante un paseo en lancha. Colosimo presta declaración desde hoy.

En la ciudad de Junín, un patovica fue acusado por una adolescente de 16 años. El episodio ocurrió en enero de 2014, aunque el nombre del abusador no trascendió. En ese caso, a pesar de no haber acreditado la presencia de semen en la escena, sí se encontraron otros indicios que complicaban al responsable: mensajes de Facebook donde el hombre reconocía el caso. 

Por el caso hubo una revuelta en la ciudad, luego de que los amigos y familiares de la víctima realizaran dos movilizaciones exigiendo justicia, y en una de ellas intentaran ingresar a la vivienda del abogado del acusado, antes de que fuera detenido. Luego, en los sucesivos allanamientos que hizo la Justicia secuestraron la ropa que había utilizado esa noche durante su horario de trabajo.

Meses más tarde, en septiembre de 2014, un patovica del boliche Jesse James fue acusado por intento de violación por una joven que había ido a bailar y que denunció que el empleado de seguridad la cruzó cuando salía del baño y la mantuvo encerrada en una oficina administrativa durante varios minutos, hasta que logró escapar.

En un boliche ubicado en Isidro Casanova un patovica intentó abusar a una chica de 19 años.

Según contó la víctima, de 19 años, el patovica la redujo y luego la manoseó. Como la joven no accedió a mantener relaciones sexuales, le propinó una golpiza e intentó violarla.

“Mientras el patovica la retenía, la chica se resistió y pudo zafar del abuso. Al salir de esa oficina se encontró con la amiga con la que había ido a bailar y le pidió ayuda. Ahí llamó a su padrastro para que la fuera a buscar y la llevaron al Hospital Paroissien”, explicó en su momento el abogado de la víctima, Miguel Racanelli.

Para el perito forense Mariano Castex existe un patrón común en todos los casos denunciados que involucran a patovicas, profesores de educación física y personal trainers. “Hay mucho narcisismo formante”, señaló Castex a BigBang. De todos modos, el psiquiatra analizó que aunque se trata de personalidades cuyo carácter es duro y rígido, la profesión a la que se dediquen “no implica nada”.

El perito Castex sostuvo que se trata de personas con carácter duro y rígido. Crédito: Perfil.

En el último año y medio son varios los casos que involucran a personal trainers y patovicas en denuncias por abuso sexual. A los episodios de Junín e Isidro Casanova se suma otro caso, más reciente, ocurrido en el barrio porteño de Parque Avellaneda, donde un docente de educación física fue acusado de abusar a al menos siete chicos de entre cinco y ocho años, en el colegio Nuestra Señora de los Remedios.

El hecho se conoció a principios de mes, y la causa se inició por “manifestaciones diversas de un chico que no quería ir más a la escuela, que hablaba de un monstruo, y llevado a la psicóloga dice que es un tema de abuso”, según indicó semanas atrás el abogado Patricio García, representante legal de los padres.

Colosimo es denunciado por tres compañeras de su hija, que dijeron sufrir “manoseos” por parte del hombre.

Las denuncias contra el tío de Wanda y Zaira Nara se conocieron ayer, luego de la declaración de al menos tres compañeras de escuela de su hija de 12 años, que en testimonio ante Cámara Gesell señalaron que el hombre las manoseó en varias ocasiones, tanto en su hogar como en la lancha del personal trainer y patovica.