Menu Big Bang! News
Actualidad Javier Bazterrica

El "Gigoló" anunció que consiguió canje para hacerse los dientes nuevos

El sex symbol del momento se presentó en Rosario porque tenía pedido de captura por una estafa. Fue recibido como una celebridad, almorzó junto al río y se hizo hincha de Rosario Central. Consultado por su estética, no descartó hacerse la dentadura nueva. Eso sí, por canje. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En Rosario, Javier Bazterrica -el Gigoló- fue tratado con honores. Lo esperó gran parte de la prensa nacional, lo atosigaron con micrófonos, establecieron móviles con sus abogados. Finalmente, el hombre, que se hacía llamar Máximo Nazar Anchorena, tuvo que pagar $ 10.000 de fianza para no quedar privado de su libertad.

El falso polista tuvo que presentarse en la ciudad cuna de la Bandera porque allí radicó una denuncia por estafa una mujer llamada Fernanda Vergara, que lo acusa de haberle robado $ 82.000.

La dentadura del galán fue un tema de burla, incluso para el imitador Martín Campi. A Bazterrica no le molesta.

En diálogo con la televisión local, el gigoló volvió a contar su historia. Repasó su linaje, reveló sus ingresos y clamó por su inocencia. Consultado sobre cómo vive las críticas a su look, aseguró que no le "molestan en lo absoluto". Señaló que su apariencia física nunca fue un problema para conquistar mujeres pero no descartó una visita al odontólogo. "Ya saldrá un canje para arreglarme los dientes", advirtió.

Al mediodía fue a almorzar con sus abogados rosarinos, José Nanni y Paul Krupnik, lo acompañaron a almorzar a la Costanera. Allí siguió recibiendo medios y se hizo hincha de Rosario Central. Se sacó una foto mostrando los 4 dedos con los que los Canallas gozan a Newells y posó con gorrito azul y amarillo

El Gigoló muestra los 4 dedos, símbolo con el que los hinchas canallas cargan a su rival, Newells. 
Antes de abandonar Tribunales, Bazterrica se refirió a la acusación que pesa en su contra, realizadas por una ex novia llamada Fernanda Vergara: "Fuimos al registro civil para casarnos, nos habían fijado fecha, habíamos pasado los registros médicos, y de un día para el otro fui un estafador".