Menu Big Bang! News
Actualidad Puerto Madero

El Gobierno porteño retoma el proyecto de la Autopista Ribereña

Paseo del Bajo será la obra de infraestructura que unirá las autopistas Illia y La Plata-Buenos Aires, a través de un túnel subterráneo que no sólo alivianará el caudal de tránsito en la zona lindera al puerto porteño, sino que también sumará un nuevo espacio verde en pleno centro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Poco más de medio siglo pasó desde que se comenzó a hablar de la necesidad de unir a través de una vía directa el sur y el norte de la Ciudad. El gobierno porteño retomó la vieja idea de la autopista ribereña e inició el Paseo del Bajo, un paso subterráneo que atravesará Puerto Madero a través de las avenidas Alicia M. de Justo, Huergo y Madero.

Con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza, el vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli, el Ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia y su equipo, se presentó el paseo que se extenderá entre las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. El desarrollo que se iniciará en julio de este año demandará una inversión de US$ 650 millones. Asimismo las obras se extenderán hasta marzo de 2019.

La trinchera subterránea unirá el sur y norte de la Ciudad.

El tramo donde se realizará la nueva autopista forma parte de una de las zonas críticas de la Ciudad, donde diariamente pasan 25.000 vehículos. Lindera al Puerto de Buenos Aires y a la terminal de ómnibus, camiones de carga y micros de gran envergadura convergen también en esas avenidas, ocasionando un caos cotidiano.Según informan desde la cartera de Desarrollo Urbano sólo realizar ese trayecto puede llegar a demandar hoy en día unos 40 minutos.

Imagen Comparativa IzquierdaImagen Comparativa Derecha

Los camiones y micros podrán bajar, por ejemplo, desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, circular por esta trinchera y confluir en el Puerto o en la Terminal de ómnibus. Asimismo, otra de las salidas le permitirá subir directamente a la Illia.

La puesta en marcha del Paseo del Bajo hoy se puede realizar gracias al financiamiento del Banco de Desarrolllo de América Latina CAF - conseguido por el Gobierno nacional y que aportará US$ 400 millones-, fondos de la Corporación Puerto Madero y parte de aportes de la Ciudad.

"Hace años que la Ciudad tienen en carpeta este proyecto", dijo Larreta esta tarde en la sede del Gobierno porteño en Parque Patricios. "Se analizaron unas 27 propuestas y finalmente fue el desarrollo presentado por la Corporación Puerto Madero la que resultó más viable, en términos de ganancias en el flujo de tránsito y precio en la obra", indicó a la vez que remarcó que la propuesta fue evaluada por las áreas de Desarrollo Urbano, Transporte, Espacio Público y Autopistas Urbanas (Ausa).

"Estamos en uno de los momentos de menor comercio internacional de la Argentina. Teniendo la expectativa de que aumente el comercio internacional, el colapso también irá aumentando", avizoró el Jefe porteño.

El Proyecto

El Paseo del Bajo forma parte de un nuevo sistema vial que conllevará la creación de una autopista con carriles rápidos, espacios verdes y cruces peatonales en la superficie. Para ello, en el mes de julio se llamará a licitación para acordar la empresa que se hará cargo del plan de infraestructura.

Con una extensión de más de 6 kilómetros, la nueva vía contará con cuatro carriles, dos en cada sentido. Allí circularán exclusivamente todo lo que es tránsito pesado, es decir camiones y micros. En el medio de ambos carriles se levantará un boulevard por el que podrán circular automóviles y colectivos, al mejor estilo del metrobus porteño.

De esta manera la autopista subterránea permitirá ganar unas 6 manzanas que se agregan a Puerto Madero, un espacio en el cual ya no había tierras disponibles para edificar.

En la superficie de la autovía se erigirán amplios espacios verdes.

El proyecto contempla también la protección del medioambiente, ya que liberará esa parte de la Ciudad de las emisiones de los gases de los camiones, también brindará una amplia zonificación verde y recreativa para los vecinos del centro, que serán tan grandes como si se tratase de 2 Parques Lezama. Actualmente ese espacio es ocupado por unos 7.000 espacios de estacionamiento, de los cuales sólo serán removidos 1.000.

Junto con los parques que se suman al proyecto la incorporación de nuevas edificaciones, ya que el municipio contará con unos 90.000 metros cuadrados de tierras, que permitirán desarrollar 200.000 m2 de emprendimientos de oficina. Esas tierras también serán licitadas para poder aprobar los emprendimientos que se llevarán a cabo en el lugar. Se prevé que lo recaudado de estas ventas contribuyan a pagar los préstamos pedidos para la obra.

El terreno ganado en Puerto Madero permitirá nuevos desarrollos inmobiliarios.

Si bien por el momento no se especula con la instauración de un peaje para este tramo, Franco Moccia no lo descartó y aseguró que se analizará la implementación si hiciese falta. De todos modos aseguró que si así fuese el cargo del mismo sólo se trasladaría a los vehículos pesados. "La idea es que el automovilista común no tenga que hacerse cargo de esta obra", remarcó a Bigbang.

Esta obra ayudará así a hacer más ágil la circulación en la Capital, sobre todo si se tiene en cuenta que para su terminación, en 2019, estarán concluidas las dos estaciones de subte de la línea C, que unen Retiro con Constitución. También estará lista la vinculación de la línea de trenes Sarmiento con el Mitre, que se realzará en el mediano plazo.