Menu Big Bang! News
Actualidad narcotráfico

El Trump argentino: un fiscal quiere construir una muralla en la frontera con Bolivia

A la manera del candidato republicano y su rechazo a la inmigración mexicana, José Luis Bruno propuso esa medida extrema. Por algo los narcos eligen esta frontera”, justificó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“No sería un muro como el de Estados Unidos con México, pero a Bolivia no le interesan soluciones”. Con esa frase -carente de cualquier atisbo de corrección política-, el fiscal de Orán, José Luis Bruno, propone resolver el problema del narcotráfico en Argentina.

La muralla que imagina el funcionario bloquearía pasos clandestinos como el de Bermejo. “Por algo los narcos eligen esta frontera, porque está desprotegida”, justificó.

Una propuesta sorprendente contra el avance narco.

En una nota publicada en El País, se describe el tráfico de los “bagayeros” en el río que delimita Argentina con Bolivia. Esos contrabandistas “van con sus espaldas cargadas de bultos de hasta dos metros de altura y hasta 80 kilos en los que meten ropa, calzado, juguetes, productos electrónicos u hojas de coca. Algunos llevan droga”.

Un cruce vulnerable.

Bruno se queja de que esa zona “de 7 a 19 parece la calle Florida” y cuenta que en la zona de Aguas Blancas se organiza el tráfico para el resto del país, incluyendo el mercado de La Salada.

En los primeros ocho meses de 2015, la Gendarmería de Orán secuestró 181 kilos de cocaína y 82 de marihuana, además de detener a 156 personas por contrabando y narcotráfico.

“Parece la calle Florida”, se quejó el fiscal sobre el tráfico binacional.

“Entre los arrestados están las ‘mulas’ (pequeños traficantes que se tragan la droga para evadir controles) que entran a Argentina en autocar o taxi”, describe el medio con sede en Madrid. Bruno lamenta que, en ese contexto, “ayer se nos murió un capsulero de 62 años”.

Bruno describió el camino de las “mulas”.

En la nota también habla el juez de Orán, Raúl Reynoso, para quien “las frontera de Aguas Blancas y Salvador Mazza son las más calientes en el tráfico de cocaína, que viene de Colombia, Perú y Bolivia y llega hasta Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata”.

El magistrado se queja de que tener su oficio en esa región es peor que dirigir un River-Boca”, aunque reconoce que “es una exageración comparar Salvado Mazza con Ciudad Juárez”.