Menu Big Bang! News
Actualidad El líquido partió desde la tribuna

El agresor sería un barra brava apodado el "panadero"

El agresor sería el Panadero Napolitano, de la barra de Lomas, facción que responde a Marcelo Aravena. La vuelta de Rafael Di Zeo y Mauro Martín a la barra motivó desplazamientos y rencores que se dirimen de la peor manera. Lomas, Virreyes, San Justo, San Martín, La Boca, sectores en guerra en la interna de Boca. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo en el Superclásico sigue generando indignación en el mundo del fútbol, pero aun no se estableció con certeza quién fue el agresor. Lo que sí se sabe es que el líquido químico fue arrojado desde la tribuna y no desde la manga, versión que favorecería a Boca. Lo que algunos periodistas amigos al club de la Ribera intentaron instalar es que la policía quiso reprimir el desmán y arrojó el gas, que fue desparramado dentro de la manga por los ventiladores. Esa versión quedó totalmente descartada con las pericias realizadas. El químico lanzado desde la tribuna es una mezcla casera de gas pimienta con mostaza y capsaicina.

Boca. El gas fue arrojado desde la tribuna, y todo indica que el agresor sería el Panadero Napolitano.

Como responsable, la Policía le apunta a un barra apodado Panadero de apellido Napolitano, socio activo de Boca de la facción de Lomas de Zamora, grupo que responde a Marcelo Aravena. Pero la sospecha puede ampliarse en múltiples direcciones porque la interna es un polvorín. Mientras la barra oficial muestra aparenta calma con el regreso de Rafael Di Zeo y Mauro Martín (ahora aliados) en la conducción, hay grupos que quedaron afuera de la torta: San Justo, Virreyes y la gente de San Martín, que acompaña a Fido Desvaux, alrededor de 400 personas que el jueves dieron el presente en el sector Sur. La gente de La Boca, al mando de Hernán Canton -sobrino del histórico “Gitano” Santiago Lancry- también está en pie de guerra después de perder la potestad de los trapitos y los puestos de chori. Boca arde, y eso es responsabilidad de la dirigencia, que deja jugar a los violentos a piaccere. 

César Martucci, secretario de Boca, ya se encuentra en Paraguay para presentar el descargo que el club preparó el viernes para aliviar la sanción de parte de la Conmebol. El presidente, Daniel Angelici, dijo que evalúa la posibilidad de renunciar a la vicepresidencia de AFA por los incidentes del jueves.