Menu Big Bang! News
Para muchos familiares, Time Warp puede compararse con Cromañón.

Para muchos familiares, Time Warp puede compararse con Cromañón.

Actualidad Fiesta letal

El dolor de una madre de Cromañón: "Cambiamos la bengala por la droga"

Nilda Godoy, madre de un joven fallecido en la  tragedia de Cromañon, habló sobre los puntos en común entre lo ocurrido en el concierto de Callejeros y lo vivido en Costa Salguero. "La ambición de los empresarios no tiene límites".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Connivencia policial, falta de controles, coimas, y sobreventa de entradas con algunas de las similitudes entre las tragedias de Cromañon y la Time Warp, en la madrugada del sábado pasado en Costa Salguero. 

Nilda Gómez se recibió de abogada después de la tragedia. Foto: Diario Perfil.

La comparación entre ambos hechos generó polémica. A medida que avanza la investigación pueden encontrarse más puntos en común. En la fiesta trágica había capacidad para 13 mil personas, pero según lo informado por el juez Casanello hubo 20.490 asistentes.  

Entrada a la  fatídica Time Warp del viernes pasado.

“Lo que ocurrió no fue un tonto que consumió sin saber. En Cromañon tampoco no fue una bengala lo que mató a las 193 víctimas. En ambos casos fue la ilegalidad y la corrupción. Otra vez la corrupción se cobró vidas de inocentes”, dijo Nilda Godoy, en diálogo con BigBang. Nilda enterró a su hijo, que murió enla tragedia de Cromañon, y se cargó al hombro la búsqueda de Justicia junto a otros padres y sobrevivientes.

La fiesta siguió mientras los jóvenes pedían agua.

“Al enterarme de las muertes de los jóvenes me quedé anonadada. En Costa Salguero cambiamos la bengala por la droga”, sostuvo. “Es un ambiente donde los jóvenes van a divertirse y donde deben estar seguros para volver a casa y no llegan. Otra vez todo termina en muerte”, afirmó, indignada.

"Al enterarme de las muertes de los jóvenes me quedé anonadada.

El propio fiscal de la causa, Federico Delgado, sobre las muertes en la fiesta electrónica, había dicho: “Es inevitable no pensar en Cromañon”. Y en la misma línea, Mónica Cuñarro, quien fue fiscal en la causa del boliche de once, opinó sobre la Time Warp: “Fue un Cromañón químico y nada le va a devolver a estos padres a sus hijos”.

La pastilla letal: Superman. 

“Lo que pasó el sábado es lamentable por donde se lo vea", agregó Godoy. "Falta política de Estado en cuanto al control de venta y consumo de drogas. Nosotros tuvimos una década de lucha, que para mí fue la década perdida, porque en esa década yo perdí a mi hijo”, expresó, resignada. 

Para Nilda, el carácter inescrupuloso de los empresarios es uno de los rasgos comunes entre ambas tragedias. “Son comerciantes y juntan fortunas con la vida de nuestros hijos. Hay testimonios que confirman que se vendía la entrada junto a la droga. Ese es uno de los ejemplos de la ambición, la codicia, y lo que llevó a la muerte de cinco personas. "La ambición de los empresarios no tiene límite” .

La tragedia de Cromañon. Los propios supervivientes se ayudaron.

La madre de Mariano Godoy reclama que se termine con la hipocresía y se detengan a los responsables. “Todos sabían que se consumía y se habló del éxtasis y efedrina por todos lados. Pero no hay una política para cambiar las cosas. Se trató el tema de la fuga de los Lanatta, el triple crimen, pero sigue circulando la efedrina por el país y con esa droga se fabrican otras como las que tomaron los jóvenes”, precisó.

En los centros culturales se sigue vendiendo alcohol y no se controla si hay menores. Es una de nuestras luchas pero luego una ley los ampara”, dice, y recuerda el derrumbe en el boliche Beara, ocurrido en 2010, quey causó dos muertes. “En ese caso también se comprobó que no tenía salida de emergencia, la ocupación estaba superada y hay 15 imputados. Todos son funcionarios y policías”.

"Todos sabían que se consumía y se habló del éxtasis y efedrina por todos lados. Pero no hay una política para cambiar las cosas

Por el caso Beara hay 15 personas procesadas.

Sobre el control de la falta de cumplimiento de las pautas de seguridad,  los integrantes de la fundación que integra Godoy propusieron incorporar un conteo electrónico de personas en los locales bailables.“Venimos exigiendo que exista un conteo electrónico para controlar la cantidad de asistentes. Pero los empresarios se oponen: entonces es complejo ganarles. Para ellos lo que va es explotar el lugar para sacar más ganancia. Pero la Justicia se equivoca al ser blanda. Mi hijo mientras tanto sigue cumpliendo años dentro de la tumba”.