Menu Big Bang! News
Burbujas rubias que le ganan al vino

Burbujas rubias que le ganan al vino

Actualidad ¿Cuántas calorías tiene realmente?

El fin del mito de la "pancita cervecera"

El consumo moderado de cerveza no conduce a un aumento de peso o de grasa abdominal y la percepción de que tomar cerveza conduce al incremento del perímetro de cintura, aunque ampliamente difundida en la cultura popular, no está respaldada por la ciencia. Mirá la tabla de calorías de cada bebida alcohólica!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para los amantes de la rubia burbujeante hay una buena noticia. Incluso Homero Simpson ya no será mortificado por su consumo de cerveza. Una copa de vino tiene el doble de calorías que la cerveza y es la bebida alcohólica que menos cantidad de calorías contiene.

Un nuevo estudio científico derriba el mito de la temida “pancita cervecera” y le da via libre a su consumo en lugar de otros bebidas alcohólicas. Según revela la Dra. Kathryn O’Sullivan, Nutricionista en Salud Pública de Manchester, Reino Unido, el consumo moderado de cerveza puede ser parte de un estilo saludable de vida, sin producir aumento de peso ni aumento de la circunferencia de cintura, conocida en general como la pancita cervecera.

La competencia calórica de las bebidas alcohólicas

Como ejemplo, si comparamos los ingredientes que contienen el vino y la cerveza se puede decir que el primero está elaborado a base de uvas, agua y levadura. Las uvas son una fuente de azúcares y fibra. La cerveza, en cambio, está hecha de cereal, agua y levadura. Los granos utilizados normalmente son cebada y trigo (aunque también se pueden encontrar cervezas que utilizan maíz y arroz), ambos cargados de una extensa variedad de vitaminas que sobreviven al proceso de elaboración.

La cerveza es ganadora frente al vino y el whisky

Pero para controlar el consumo de calorías la información de la etiqueta de una cerveza o de un vino será de poca ayuda. A diferencia de la mayoría de otros productos alimenticios envasados, los productores de cerveza y vino no están obligados a exponer la información nutricional. Existen proyectos para que se informen pero aún no avanzaron. En el Congreso estudian dos proyectos. La comisión de Salud de Diputados analiza el de Mario Metaza (FPV), para que los restaurantes sean obligados a mostrar el contenido calórico de todos los productos de sus menúes

A pesar de esto, existen algunos productores de cerveza  que exponen sus relativamente bajos niveles de calorías en las etiquetas de sus envases. Y en rangos generales se puede afirmar que el vino tinto tiene 79 calorías; el blanco unos 74 calorías y la cerveza a penas 39 calorías. Está demás decir que daikiri supera las 200 calorías y un vaso de vodka unas 464 calorías. Se puede ver la tabla completa de valores calóricos clickeando acá!

 

Es importante aclarar dentro de una dieta equilibrada, las calorías que provienen principalmente del alcohol varían de acuerdo a la graduación que cada bebida contiene. La cerveza cuenta con 5 % de alcohol, siendo bajo en comparación al resto de las bebidas. Es por eso que gracias a la investigación de la Dra. O’Sullivan fue posible entonces arribar a la conclusión de que el aumento de peso y de la circunferencia abdominal se encuentra relacionado estrictamente con el consumo de calorías de alimentos y bebidas en su totalidad. Por eso el consumo moderado de cerveza no conduce específicamente a aumento de peso o de grasa abdominal y la percepción de que tomar cerveza conduce al incremento del perímetro de cintura, aunque ampliamente difundida en la cultura popular, no está respaldada por la ciencia.