Menu Big Bang! News
Actualidad Cambio radical

El gobierno porteño analiza el cierre definitivo del Zoológico

Lo más complicado es el traslado de los animales y su derivación a lugares más adecuados. El parque fue entregado en concesión en 1991. En el predio de 18 hectáreas hay 2.500 animales.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No tiene una fecha cierta todavía pero, en los próximos meses, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires probablemente decida el cierre del tradicional Zoológico de Buenos Aires.

Fuentes oficiales consultadas por BigBang confirmaron que el cierre del paseo está en estudio, pero dijeron que no hay una fecha determinada para poner los candados de los portones en forma definitiva.

“El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está evaluando el destino del Zoo porteño. Se trata de una decisión compleja que requiere de un análisis exhaustivo. A corto plazo no esperamos ninguna definición”, agregaron las fuentes consultadas.

El problema es la cuestión de la logística: es difícil encontrar un lugar para los 2.500 animales que viven en el predio de 18 hectáreas situado en el barrio de Palermo.

La celebración del día de Reyes en el Zoo.

Pese a que las fuentes consultadas por BigBang no quisieron hablar de fechas para el cierre, el sitio Apertura informó que el proceso se iniciará en pocas semanas, durante el mes de febrero.

“Sin embargo, el trabajo sobre el zoológico tendrá tiempos especiales, ya que no se pueden trasladar a los animales sin que previamente se adapten a un nuevo hábitat”, dice la nota de Apertura.

Durante los años 90, el Zoo porteño, en pleno auge privatizador del menemismo, fue entregado en concesión a la empresa Jardín Zoológico S.A, que lo explota desde 1991, y por el cual paga un canon mensual de un poco más de un millón de pesos.

En la Legisaltura porteña hay dos proyectos presentados para cerrar el Zoo y convertirlo en un parque ecológico. También hay iniciativas de de ONG de defensa de los animales que reclaman el cierre del parque y el traslado de los mismos.

Los legisladores Adrián Campos y Hernán Rossi cuestionaron las condiciones en las que se encuentran los animales y el escaso control oficial sobre la empresa que explota el paseo.

El presidente de la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA) e integrante de la Comisión Técnico Ambiental para la transformación del Jardín Zoológico, Juan Carlos Villalonga, dijo meses atrás que “desactivar un zoológico no es una idea sencilla, hay que trasladar los animales a un sitio mejor, son muy pocos los que pueden volver a su hábitat natural, tienen que ir a un zoológico de mejores condiciones o a una reserva o santuario”.