Menu Big Bang! News
Actualidad Exclusivo

El otro Puccio: "Mi hermano no me mató porque tuve suerte"

Rómulo Puccio es el único hermano vivo del líder del siniestro clan. Lo acusa de haberlo estafado y dice qué sintió al ver la película de Trapero.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cuando va a hacer un trámite y tiene que dar su apellido, Rómulo entrá en pánico. “Puccio. Rómulo Puccio”, dice y enseguida espera la reacción de la otra persona. “¿Tiene algo que ver con el clan Puccio?”, le suelen preguntar sobre la banda que entre 1982 y 1985 secuestro y mató a tres empresarios en su casa de San Isidro. Y Rómulo Puccio responde: “Lamentablemente Arquímedes era mi hermano”.

“Arquímedes era el diablo, o peor que el diablo”, dice Rómulo Puccio. Tiene 75 años y, a diferencia de su hermano, nunca cometió un delito. Basó su vida en la honestidad y el trabajo. “Ojalá pudiera reivindicar mi apellido. Pero mi hermano hizo mucho daño. Dejé de verlo cuando lo detuvieron. Nunca imaginé que podía usar su casa para secuestrar gente. Siempre anduvo cerca del poder y metido en la mugre”, dijo “el Puccio bueno”.

Caín y Abel. Rómulo (izquierda) además se parece a su hermano (derecha).

Rencor 

Rómulo acusó a su hermano de estafarlo. “El destino de mis padres quiso que yo sea el hermano de Arquímedes, el único hermano que vive en  la actualidad. La desgracia la llevo como a todas las familias de  sus víctimas, a mí no me mató porque tuve suerte. Le inicié un juicio por robo de los objetos que dejaron mis padres al fallecer. Eran objetos de mucho valor, uno de ellos era una estatua original de la escultora Lola Mora y muchas otras cosas de valor monetario como afectivo”.

Rómulo fue a ver la película y quedó traumado.

Sobre la película El Clan, Rómulo dijo que salió muy mal del cine. “Temblaba y quería llorar. Me destrozó. Ver lo que hizo Arquímedes es tremendo. No tengo casi recuerdos de su infancia, siempre fue déspota. Era tan inteligente y se tomaba todo tan en serio que podría haber sido presidente o ministro o empresario brillante. Siempre andaba en sus cosas, aun de pibito pensaba como un grande”.

Francella, el Puccio de Pablo Trapero, que está de moda.

“En (Guillermo) Francella vi a mi hermano, salí impresionado. Me dijeron que en la serie trabaja (Alejandro) Awada y que es una réplica de Arquímedes. Ojalá esto pase pronto. quiero que mi apellido sea olvidado”.