Menu Big Bang! News
Actualidad Despidos y desempleo

El seguro de desempleo pasa a $3 mil: las claves para cobrarlo

El subsidio estaba desactualizado desde hacía diez años. Cuáles son los requisitos para ser beneficiario. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El pago del seguro de desempleo fue una de las medidas que presentó el presidente Mauricio Macri el sábado, cuando anunció un nuevo paquete de medidas sociales. Se trata de un subsidio que se encontraba congelado desde hace diez años, y en el gobierno planean llevarlo de $400 a $3.000. En un contexto de despidos tanto en el sector público como en el privado, será un paliativo para aquellos que quedaron cesantes.

El Gobierno anunció el sábado la actualización del seguro.

En la actualidad el seguro lo cobran alrededor de 60 mil trabajadores. Sin embargo, se estima que por la desactualización del valor muchos desempleados no realizan el trámite para percibir el ingreso. Desde hace diez años se mantiene estancado en $400. El último ajuste fue anunciado por Néstor Kirchner el 10 de marzo de 2006, cuando pasó de $150 y $300 a $250 y $400, dependiendo de las escalas.

Tras el anuncio de Macri, ahora restará saber si se mantendrán los mismos requisitos para cobrarlo. De ser así, según una resolución del Ministerio de Trabajo, para ser beneficiario del seguro hay que “encontrarse en situación legal de desempleo y disponible para ocupar un puesto de trabajo adecuado”.

Pero además, es necesario haber aportado al Fondo Nacional de Empleo durante un período mínimo de seis meses en los últimos tres años, para aquellos incluidos bajo las leyes laborales 24.013 y 25.191, de trabajo registrado. Y para los incluidos en la ley 25.371, que regula a los trabajadores de la construcción, haber aportado al menos ocho meses en los últimos dos años.

Para el presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, León Piasek, el aumento del seguro de desempleo es positivo, aunque analizó que el monto debiera tener directa relación con los costos de la canasta básica. “Es una de las pocas medidas del gobierno que tiende a paliar el drama que el mismo gobierno está generando con los despidos”, sostuvo en diálogo con BigBang.

Para León Piasek, la medida es positiva, aunque cuestionó que debe haber un aumento mayor.

El seguro de desempleo abarca a quienes no hubieran percibido beneficios previsionales o prestaciones contributivas. Y la duración del seguro está relacionada con el tiempo efectivamente trabajado. El seguro de desempleo es compatible con el plan Pro.Gre.Sar, que apunta a que los jóvenes puedan finalizar sus estudios, por medio del cobro de un subsidio.

De acuerdo a la Ley de Desempleo, se puede percibir por hasta 36 meses, dependiendo al tiempo trabajado. Si el beneficiario consiguiera un trabajo en blanco, tiene cinco días para informar en la ANSES sobre su nueva situación laboral. En el caso de las personas mayores de 45 años, se renueva automáticamente por seis meses.

Las marchas fueron masivas para reclamar por los despidos en el Estado.

“Es un aumento considerable, el gobierno anterior nunca lo puso en agenda porque había bajado la tasa de desempleo”, analizó Piasek, quien consideró que los requisitos que exige tanto la ANSES como el Ministerio de Trabajo debieran ser más flexibles. “Debería actualizarse año tras año, sino va a quedar congelado de nuevo”, manifestó el abogado.

Incluso, uno de los proyectos de ley presentados para declarar la Emergencia ocupacional, que propone prohibir los despidos por un año, señala que el seguro de desempleo debiera representar el 85 por ciento del mejor salario que un trabajador hubiera percibido en su último año antes de quedarse sin empleo.