Menu Big Bang! News
Actualidad Por la Justicia

El suegro del "zapatero" más famoso, acusado de aborto

Aldo Papini es el padre de la esposa de Ricky Sarkany y fue acusado por la Justicia de integrar una organización que hacía abortos clandestinos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ricky Sarkany es el zapatero más famoso de la Argentina y durante las últimas horas, recibió una pésima noticia: su suegro, Aldo Papini, fue acusado de integrar una organización que supuestamente se dedica a realizar abortos clandestinos en dos clínicas del Gran  Buenos Aires, trascendió en fuentes policiales.

El procedimiento fue realizado por orden del Juzgado de Garantías N° 5, a requerimiento de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 8, a cargo de Adriana Corripio, del Departamento Judicial de Morón, quien lleva adelante la investigación.

Las fuentes consultadas informaron que uno de los procedimientos se realizó en Bartolomé Mitre al 2400, en Castelar, donde funcionaba una clínica no registrada legalmente, donde se secuestraron insumos, medicamentos e instrumental que podrían ser utilizados en prácticas abortivas. Allí hubo cinco detenidos.

Otro procedimiento se hizo en un domicilio en Julián Martel al 2400, San Miguel, que pertenece a uno de los detenidos allí se se secuestraron teléfonos celulares, documentación de interés para la causa, placas mamográficas y radiográficas, y estudios médicos correspondientes.

En la avenida Presidente Illia al 2300, en San Justo, se hizo otro allanamiento. Allí funciona un centro médico y se supone que también se realizarían las intervenciones a la mujeres, ya que se incautaron elementos de interés para la causa.

Papini está registrado como médico ante la AFIP.

Finalmente, se realizó un procedimiento en un domicilio situado en San Fernando 1550, Lote 113, Boulogne, donde se identificó a Aldo Mario Papini, de 81 años, el suegro del famoso empresario, quien habría estado acompañado por su hija Graciela, cuando llegó la policía para notificarlo.

Las fuentes informaron que al médico se lo notificó de que resultaba imputado en una causa por aborto ilegal con consentimiento de la mujer, asociación ilícita y ejercicio ilegal de la medicina.

Durante el procedimiento fueron secuestrados sellos médicos; recetarios en blanco; su carnet de médico, con fecha 23 de agosto de 2002 y además una pistola marca Bersa, modelo Thunder, calibre 40, con un cargador que tenía 10 proyectiles.