Menu Big Bang! News
Actualidad Inflación por todos lados

En diez años, la visita al taller mecánico aumentó 868%

Según un estudio, la visita al taller mecánico costaba en 2004 alrededor de 180 pesos en promedio. En 2014, salía alrededor de $1.743. La mayoría sigue prefiriendo el clásico taller por sobre las concesionarias con servicio de mecánica. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Diez años atrás, el promedio de una visita al mecánico, concesionaria, lubricentro o gomería multipropósito costaba $180. En 2014, tras una década de constantes aumentos, la misma visita salía 1.743 pesos, un incremento del 868 por ciento, según un relevamiento realizado por la consultora GIPA.

Los datos surgen del entrecruzamiento de dos relevamientos: uno entre 2.200 consumidores y el otro entre 1.200 profesionales del sector. Ayer el informe fue presentado en el Primer Encuentro de Líderes del Mercado de Reposición, organizado por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).

El promedio anual señala que hoy se necesitan 5.264 pesos por año para arreglos al auto.

La directora de GIPA, Florencia Delucchi, sostuvo en declaraciones al diario La Nación que “la suba del mantenimiento anual (de los automóviles) está en relación directa con la inflación no oficial”. En 2004, realizar chequeos, arreglos y una visita al mecánico costaba requería de $1.116 por año, contra los 5.264 que se requirieron en 2015 para realizar las mismas tareas de mantenimiento. En ese caso, el incremento fue del 371 por ciento.

En tanto, el taller mecánico sigue siendo la opción favorita entre los automovilistas, mucho más que los concesionarios. En total, un 62,9 % se inclinó por el clásico taller, mientras que al servicio de mecánica integral que ofrecen las concesionarias asistió sólo un 18,9 %. Al lubricentro asistió un 50,1 de los consultados y sólo un 8,8 llevó el auto a realizar retoques en una estación de servicio que cuente con taller propio.

En 2004, una visita al mecánico costaba, en promedio, 180 pesos. Hoy, 1.743 pesos.

En el caso de los vehículos 0 KM, el gerente comercial de la consultora GIPA, Bruno Fiori, aseguró que “después del segundo año de vida, la posibilidad de visitar un taller es mucho mayor a la de ir a un concesionario”. El informe aclara que siete de cada diez lleva el auto al taller de las concesionarias que ofrecen el servicio post-venta.

Mientras que un 73 por ciento evaluó que las concesionarias son muy costosas, el 37 por ciento restante asegura que se vuelca a esa opción ya que los talleres “no son eficientes”.

Estiman que para 2020, el parque automotor será de 2,8 millones de vehículos para 2020.

UN PANORAMA POSITIVO

Pese a que en el último año las automotrices realizaron cientos de despidos, los expertos aseguran que el parque intermedio de vehículos - aquellos que tienen entre 5 y 10 años de antigüedad - será de 2,8 millones para 2020, hoy es de alrededor de 1,4 millones.

Por esta razón, aseguran que será una gran oportunidad para el mercado de reposición local. Según el presidente de la consultora Promotive, Rodolfo Cribellini, pronosticó que para fines de 2015 la Argentina tendría un parque automotor de 12,1 millones de vehículos: un 86,7 % autos; 9,8 % vehículos livianos y 3,5 % de pesados.