Menu Big Bang! News
Actualidad ¿Imborrables?

Errores insólitos en la piel: los cinco mejores tatuajes mal hechos

Tatuarse ya no es un tabú. ¿Pero qué pasa si el resultado final no es el que esperabas? BigBang te muestra un top five de tatuajes con fallas desopilantes. De la madre de Messi a la “bendición” mal escrita.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Técnicamente, el tatuaje es una modificación del color de la piel, se plasma con agujas estériles que inyectan tinta bajo la epidermis de una persona. Pueden ser frases, nombres, fotografías de familiares o de famosos, entre otros. Pero, ¿qué ocurre si la idea que plasmaron en tu piel no es la que esperabas?, parece imposible que esto suceda, pero ocurre a diario.

BigBang recopiló los mejores tatuajes mal hechos para que pienses dos veces antes de ir a tatuarte.

Lionel Messi se caracteriza por ser adorado por todo el mundo pero parece que su tatuador mucho no lo quiere, o quizá su presencia lo pone nervioso: el mejor jugador del mundo se tatuó a su mamá, pero en el dibujo no quedó muy parecida a la realidad.

Tatuaje de Messi y su madre Celia María Cuccittini

 Una fanática de Florrencia Peña se tatuó el rostro de la actriz. Como verán, no se parece ni un poco a la ex Moni Argento.

Florencia Peña y el tatuaje de su fanática.

Los tatuajes con frases son muy pedidos pero hay que intentar de revisar la ortografía:

La vida no es fácil:

“La vida no es fasil”. Escribir parece que tampoco. 

Un hombre fue al tatuador y le dijo que le plasmara una frase religiosa: “Dios, bendice mi familia”. Lástima que tiene una grave falta de ortografía. 

Otra palabra mal escrita. Marche un diccionario.

Edward Cullen también tiene un fanático que lo lleva en su piel pero en el tatuaje el actor se parece más a Matías Alé enojado que al famoso vampiro de “Crepúsculo”.

Edward Cullen y el tatuaje de su fanático. ¿Matías Ale furioso?

En el siglo XXI todo tiene solución: si te arrepentiste y no quedaste conforme con el tatuaje que te hiciste, podes conseguir otro tatuador y pedirle que haga un lindo “cover”, es decir, que modifique el dibujo que estaba plasmado en la piel. Además existen nuevas tecnologías láser que directamente borran el tatuaje de tu cuerpo.