Menu Big Bang! News
Actualidad CRÍTICAS INTERNAS

Espionaje masivo de hackers chinos contra Estados Unidos

Los piratas informáticos accedieron a datos privados de cuatro millones de empleados. El sistema de seguridad informática está otra vez en la mira.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El FBI investiga una acción de espionaje masivo de alcances inéditos contra su personal gubernamental. La principal hipótesis es que un grupo de hackers chinos robaron información de identidad de, como mínimo, cuatro millones de empleados.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) reveló que el episodio fue a principios de mayo, contra miembros del Departamento del Interior y la Oficina de Administración de Personal, un organismo crítico, ya se encarga de revisar antecedentes personales para emitir autorizaciones de seguridad.

El Departamento del Interior, blanco de los hackers chinos.

Es "otro indicio de una potencia extranjera que hace sondeos exitosos", lamentó la senadora Susan Collins. De hecho, el robo de información podría ser mucho más amplio, afectando a todas las agencias federales estadounidenses. 

FURIA DE EMPRESARIOS Y LEGISLADORES

"Este es un ataque contra la nación", dijo Ken Ammon, uno de los responsables del contratista de seguridad Xceedium. No parecía exagerar: la información puede usarse para chantajear a empleados y a funcionarios con acceso a información delicada. El EINSTEIN, un sistema federal contra intrusos y amenazas potenciales, sólo detectó las anomalías cuando los archivos habían sido copiados y eliminados.

"Nuestra respuesta a estos actos no puede seguir siendo notificar a la gente después de que ha sido robada su información personal", razonó el senador republicano Richard Burr. Su colega demócrata Adam Schiff calificó el ataque de "escandaloso”, ya que “los estadounidenses esperarían que las redes informáticas federales estén protegidas por defensas de avanzada".